21 de julio , 2024
General

Vallenata Amelia Cotes es la nueva Directora Nacional de Asuntos Religiosos

La abogada vallenata Amelia Rocío Cotes Cortés, tomó posesión como Directora Nacional de Asuntos Religiosos, cargo en el que demostrará su trayectoria profesional en defensa de los derechos humanos que la hicieron merecedora de ocupar este importante cargo.

La funcionaria tomó juramento ante el secretario General del Ministerio del Interior, Juan Manuel Reyes, acto que llena de orgullo al municipio de Valledupar.

Amelia Rocío Cotes es abogada de la Universidad Industrial de Santander, UIS, con una especialización en Educación, Cultura y Política de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, UNAD y con maestría en Administración y Políticas Públicas de IEXE Universidad Puebla, México.

“Asumo este nombramiento con una gran responsabilidad. Agradezco al presidente Gustavo Petro por considerar mi nombre para este cargo. Sé que bajo su dirección podremos trabajar de manera articulada con todas las concepciones religiosas del país y establecer plataformas de diálogo en donde podamos llegar a consensos que nos permitan construir una paz total en Colombia”, manifestó Cotes.

Esta vallenata con más de 16 años de trabajo en el sector público y privado puntualizó que reconoce la libertad religiosa y de culto como un derecho humano fundamental que debe ser garantizado de manera permanente y por el que trabajará incansablemente desde el Gobierno Nacional. Agregó que es una cesarense y también una hija del Magdalena Grande debido a los múltiples trabajos en defensa de los derechos humanos que ha desarrollado en esa región e incluso en La Guajira.

Cotes se desempeñó en el plano internacional como Asesora Temática de Víctimas – Profesional en Ciencias Sociales para proyectos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD; Trabajadora Comunitaria en los Países Bajos, facilitadora política del proyecto “Justicia de Género a mujeres víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado” del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer, entre otros.

En el ámbito nacional, fungió como líder política de víctimas y coordinadora del Programa de Atención Integral a Víctimas y Reintegración Comunitaria – PAVIREC, de la Gobernación del Cesar; Directora del proyecto “San Martín en Común Unidad y Reconciliación” de la Asociación Red De Juventudes Cesarenses Redjuvensar; Coordinadora Regional Cesar de la Dirección de Acuerdos de la Verdad del Centro Nacional de Memoria Histórica; secretaria de Gobierno Municipal de la Alcaldía Distrital de Santa Marta y Abogada especializada, para la Atención Integral a Víctimas, Derechos Humanos, Paz y Postconflicto de la Gobernación del Magdalena.

Así mismo, profesional en el marco del Proyecto – Laboratorio de Paz Territorial; Profesional para la investigación y redacción de informes ante la JEP de la Universidad Nacional de Colombia sede La Paz y recientemente abogada asesora y líder del equipo jurídico de la Secretaría Local de Salud de Valledupar.

LA RELIGIÓN COMO VALOR FUNDAMENTAL

Amelia Cotes es hija de Armando Luis Cotes De Armas, exsecretario de Tránsito de Valledupar; exdirector del IGAC Cesar y exasesor de la Agencia Nacional de Hidrocarburos. Es un cristiano evangélico que fue miembro del equipo político de defensa de la libertad religiosa y de cultos en la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 mediante el partido Unión Cristiana.

Su madre Rocío Cortés Carrillo fue la primera mujer evangélica concejala del país (municipio de Valledupar), miembro de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia – IPUC, también fungió como directora de Bellas Artes y psicóloga para familias, comunidades víctimas del conflicto armado y niños en alto grado de vulnerabilidad.

En ese sentido, Amelia fue formada de manera secular bajo la orientación de las Hermanas Terciarias Capuchinas en un hogar cristiano evangélico de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia y nutrida en la etapa adulta desde River Church. Esta madre cabeza de hogar asevera que su modelo de vida es Jesús desde el concepto espiritual, pero también socialmente desde la revolución del amor y la búsqueda de la paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *