miércoles, mayo 22, 2024
Política

Tambalean los apoyos de la reforma pensional: Partido de La U retira respaldo a Petro

En la escena política colombiana emerge un foco de tensiones respecto a la propuesta de reforma pensional del presidente Gustavo Petro, en particular sobre las recientes declaraciones que apuntan a modificar el umbral de cotización en Colpensiones.

Originalmente, el umbral de cotización había quedado establecido en 2,3 salarios mínimos, fruto de un acuerdo entre los partidos Liberal y de la U con el Gobierno. Sin embargo, el mandatario ha sugerido aumentarlo a cuatro salarios mínimos, lo que ha encendido alarmas y generado reacciones adversas dentro del ámbito legislativo.

La posibilidad de modificar este aspecto crucial de la reforma ha llevado al Partido de la U a amenazar con no respaldar el proyecto en la recta final de su trámite legislativo, lo que pone en riesgo la aprobación de la reforma. José David Name, senador del Partido de la U, ha sido enfático al declarar: “El acuerdo entre el presidente Gustavo Petro, el Partido de La U y Partido Liberal fue que el umbral quedara en 2.3 salarios mínimos. ¡Si uno de esos puntos se modifica, NO votaremos la conciliación!”. Esta declaración no solo refleja el compromiso adquirido entre las partes sino que también subraya la fragilidad de los consensos políticos en torno a cambios estructurales de gran envergadura.

Por otro lado, desde el Partido Liberal, también se han levantado voces de preocupación. Alejandro Carlos Chacón, senador liberal, advirtió que cualquier intento por alterar los acuerdos previamente establecidos podría derivar en un enfrentamiento en las etapas de conciliación, poniendo de manifiesto la importancia del cumplimiento de los compromisos en las negociaciones políticas.

La declaración de Mauricio Gómez Amín, senador del Partido Liberal y crítico de la reforma, recogida por La FM, profundiza en este clima de desconfianza: “Esto lo que demuestra es que el presidente no sabe llegar a acuerdos, no sabe construir consensos, no sabe llegar a puntos medios”. Estas palabras resumen el sentir de un sector del legislativo que percibe un alejamiento de las prácticas de diálogo y consenso necesarias para abordar reformas de gran calado.

Por su parte, el senador Carlos Fernando Motoa de Cambio Radical advirtió que con las palabras del presidente, el Gobierno mostró su intención de estatizar el sistema pensional, él opta por un archivo del proyecto.

Estas diferencias podrían llevar al hundimiento de la reforma en la etapa de conciliación.

La discusión en torno al umbral de cotización en Colpensiones y la gestión de los recursos por parte del Banco de la República, así como el calendario de implementación previsto para julio de 2025, son aspectos fundamentales en este debate. La propuesta de cambio en el umbral de cotización afecta a la estructura de la reforma pensional y toca directamente la vida económica de millones de colombianos, haciendo aún más crucial la necesidad de un acuerdo amplio y sólido.

En este contexto, el papel del Senado y la Cámara de Representantes es determinante. Antes de que las modificaciones sugeridas por el presidente Petro sean consideradas, estos cuerpos legislativos deben evaluar a fondo las implicaciones de dichos cambios, tanto desde la perspectiva del equilibrio fiscal, como del impacto social y económico que puedan tener en la población.

El diálogo entre los poderes ejecutivo y legislativo, así como la negociación entre los diferentes partidos políticos, emerge como una necesidad perentoria para desentrampar el estancamiento actual. La búsqueda de consensos y el respeto a los acuerdos preestablecidos deben ser la brújula que guíe las acciones futuras en este proceso legislativo.

El futuro de la reforma pensional en Colombia, por tanto, parece encontrarse en un punto crítico. La posibilidad de alcanzar un acuerdo que satisfaga a las partes involucradas y, a la vez, responda a las necesidades de sostenibilidad y equidad del sistema pensional colombiano, representa un desafío de enormes proporciones.

Mientras tanto, la comunidad espera respuestas y acciones concretas que puedan llevar a una solución de consenso, consciente de que el camino hacia reformas estructurales profundas está plagado de complejidades y que requiere del esfuerzo conjunto de toda la sociedad. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *