Piden subcomité de prevención y protección para el pueblo kankuamo

La Defensoría del Pueblo en el Cesar, ha encendido las alertas antes la amenazas recurrentes contra el pueblo kankuamo en jurisdicción de Valledupar, toda vez que se conoció de las intimidaciones contra el líder de esta etnia, Jehu Mindiola, en el corregimiento de Atánquez, y que obligó su desplazamiento hacia otra zona por temor a represalias.

En tal sentido, fue remitido ante la Alcaldía de Valledupar, un documento exhortando a las autoridades a reforzar las medidas de protección hacia esta comunidad, promoviendo la creación de un subcomité de prevención y protección, especialmente a defensores de Derechos Humanos.

El defensor del Pueblo en el Cesar, José Hernández, explicó que la propuesta es similar al mecanismo que viene siendo usado en el país cuando ocurren hechos de violencia con poblaciones vulneradas, más que todo durante el conflicto armado.

“El subcomité de prevención y protección son espacios creados para diseñar estrategias que permitan articular acciones que ayuden a prevenir un atentado contra la integridad personal”, explicó

En la solicitud también se pidió la participación de la Personería municipal, y del Estado, la Procuraduría General de la Nación y los ministerios del Interior y de Defensa.

ALERTA DE LA DEFENSORÍA

Recientemente, la Defensoría del Pueblo, reiteró que en el territorio continúan las afectaciones en derechos humanos, los cuales ya han sido advertidos por la Entidad a través de la Alerta Temprana 026 de 2021, en la que se especifica cómo en el Resguardo Indígena Kankuamo se han presentado amenazas, circulación de panfletos apócrifos que utilizan las siglas de grupos armados ilegales e incluso la misma incineración de kankurwas (centros ceremoniales).

También describe el Sistema de Alertas Tempranas (SAT) de la Defensoría del Pueblo que han ocurrido patrullajes por parte de hombres que a veces son vistos vestidos completamente de negro y en otras ocasiones portando prendas de uso restringido y que portan armas cortas y largas.

Existe un alto riesgo en las comunidades de Murillo, Rioseco, Ramalito, Los Haticos, Rancho de la Gota, Mojao, La Mina, Pontón, Las Flores, Atánquez, Chemesquemena y Guatapurí, pertenecientes al pueblo Kankuamo, en jurisdicción de Valledupar.

El caso más reciente sucedió el 6 de agosto, contra el líder Jehu Mindiola, en cuya vivienda dejaron grafitis alusivos al ELN y fue asediado con mensajes como “Sapo, te vamos a matar”.

El Cabildo Gobernador, Jaime Luis Arias Ramírez, en nombre de la etnia y su comunidad, hace un llamado al Estado Colombiano, para que cumplan su deber de proteger y salvaguardar los derechos individuales del líder y Defensor De Derechos Humanos Jehu Mindiola Rodríguez, respetando su integridad física, cultural y territorial, garantizando las condiciones necesarias para la permanencia y pervivencia.

De igual manera solicita a la Fuerza Pública, a la Fiscalía General de la Nación y al Ministerio Público, realizar acompañamiento permanente al líder, se adelanten las investigaciones para esclarecer los hechos denunciados y determinar los responsables intelectuales y materiales de los mismos.

Actualmente, “estamos en la construcción de una alerta estructural para las comunidades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta con el fin de que se pueda reforzar el trabajo articulado de la institucionalidad del Estado antes los escenarios de riesgo actual, por el proceso de expansión y consolidación de estructuras armadas, que generan desplazamiento forzado en el departamento”, manifestó el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, durante su más reciente visita a Valledupar.

En el departamento del Cesar, hay al menos 45.403 víctimas de desplazamiento forzado. En 2021 y lo corrido del 2022 se han presentado desplazamientos individuales de los municipios de La Paz, La Jagua de Ibirico, Manaure Balcón del Cesar, Astrea, Chimichagua, Pailitas, Pelaya y Tamalameque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *