24 de julio , 2024
Internacional

Ucrania confirma que ha cruzado a la orilla oriental el río Dniéper

El Ejército ucraniano ha conseguido establecer una presencia consolidada en la orilla oriental del río Dniéper en la provincia sureña de Jersón, controlada por completo hasta hace pocas semanas por Rusia.

Así lo confirmó el jefe de la oficina presidencial ucraniana, Andrí Yermak, en un discurso pronunciado el lunes en el Instituto Hudson de Washington y reproducido hoy por la página web de la presidencia de Ucrania.

“Contra todos los pronósticos, Ucrania ha establecido un puesto de avanzada en la orilla izquierda (oriental) del Dniéper”, dijo Yermak, en la primera confirmación explícita a alto nivel de la presencia militar de las Fuerzas Armadas de Ucrania en la zona.

“Paso a paso, vamos desmilitarizando Crimea”, agregó el jefe de la oficina presidencial, por la cercanía a la margen este del Dniéper en Jersón y la entrada a la península de Crimea, ocupada por Rusia desde 2014.

Yermak -que está considerado la mano derecha del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski- afirmó también que la contraofensiva de Ucrania está en pleno desarrollo y que “Zelenski tiene un plan claro” para conseguir una victoria sobre Rusia que permita liberar todo el territorio de Ucrania.

Blogueros militares rusos y observadores independientes del conflicto como el Instituto para el Estudio de la Guerra de EE.UU. llevan semanas escribiendo sobre la presencia del Ejército ucraniano en la orilla oriental del Dniéper, donde Kiev habría trasladado blindados y estaría intentando ensanchar esa cabeza de playa.

Varios portavoces de Kiev, incluido el presidente, habían confirmado de manera indirecta la presencia ucraniana en la margen este del Dniéper en Jersón, a la que Rusia se replegó hace un año ante el empuje de la primera contraofensiva ucraniana.

Militares ucranianos de la brigada de asalto 'Bureviy' (Huracán), disparan mortero de 82 mm durante su entrenamiento militar antes de su despliegue en primera línea, en un campo de tiro al norte de Kiev
Militares ucranianos de la brigada de asalto ‘Bureviy’ (Huracán), disparan mortero de 82 mm durante su entrenamiento militar antes de su despliegue en primera línea, en un campo de tiro al norte de Kiev. EFE/EPA/Sergey Dolzhenko

Ucrania confía en que haber franqueado la barrera natural que le suponía el río, le permitirá reactivar su contraofensiva, que hasta ahora se había centrado en romper las defensas rusas en Bajmut (este) y Zaporiyia (sureste) sin conseguir avances significativos.

Más de 900 bajas rusas en un día, según Kiev

No obstante, según el Estado Mayor ucraniano, Rusia continúa sufriendo pérdidas masivas en sus intentos de ganar más terreno en el este de Ucrania.

El último balance del mando militar en Kiev afirma que en la últimas 24 horas se han registrado 920 bajas rusas.

Además, Rusia habría perdido también durante la pasada jornada 8 tanques, 15 drones y 20 sistemas de artillería.

El parte militar ucraniano de este martes informaba de 7 ataques rusos repelidos por las fuerzas de Kiev en la zona del frente de Kúpiansk (noreste).

Más hacia el sur, junto a la localidad de Márinka, Ucrania dice haber repelido otros 6 ataques rusos.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, abordó hoy con su cúpula militar “el incremento de la cantidad de ataques enemigos” en las zonas de Avdivka y Kúpiansk, dos localidades ucranianas del frente del este que Rusia trata de conquistar con despliegues masivos de tropas.

Un soldado ucraniano en las afueras de Bajmut
Imagen de archivo de un soldado ucraniano en las afueras de Bajmut. EFE/EPA/María Senovilla

Drones ucranianos atacan una planta de misiles en Rusia

Drones ucranianos atacaron esta madrugada una planta de misiles hipersónicos Kinzhal en la región de Moscú y una fábrica de explosivos en la región de Briansk, limítrofe con Ucrania.

Según informó el canal de Telegram Astra, uno de los ataques tenía como objetivo las instalaciones de la planta Mashinostroenia, situada en la histórica localidad de Kolomna, y que también fabrica misiles de Iskander.

El pasado 11 de noviembre otro dron causó daños en las fachadas de los edificios de esta misma planta, que está a poco más de 100 kilómetros de Moscú.

Según el medio independiente ruso The Insider, Rusia sigue recibiendo componentes desde Europa para producir sus misiles Kinzhal, pues su fabricante, pese a pertenecer a la sancionada corporación estatal Rostec, no está incluida en la lista negra de la Unión Europea, que prohíbe la exportación a Rusia de bienes y tecnología de doble uso.

Además, según el canal Baza, un dron de ala fija también alcanzó el recinto de la fábrica de sustancias químicas para explosivos “50 años de la URSS” que se encuentra a unos 30 kilómetros de Briansk, capital de la región homónima.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa ruso informó el martes de que sus baterías antiaéreas derribaron cuatro drones sobre las regiones de Moscú, Briansk, Orlov y Tambov.

Imagen de archivo de los daños causados en una localidad cercana a Kiev por un misil ruso Kinzhal
Imagen de archivo de los daños causados en una localidad cercana a Kiev por un misil ruso Kinzhal. EFE/EPA/Sergey Dolzhenko

Los combates de más intensidad se producen un día más en las inmediaciones de Avdivka, donde los ucranianos han desbaratado 18 ataques rusos, y en Bajmut, en cuyos alrededores Rusia atacó sin éxito en 15 ocasiones, según Kiev.

Desde el pasado 10 de octubre, Rusia centra sus esfuerzos en el frente en rodear la localidad de Avdivka, situada en la provincia oriental de Donetsk y bajo control de Ucrania. Según Kiev, Rusia está sufriendo bajas masivas en este intento de tomar el municipio.

La OTAN insta a dar apoyo militar a Kiev para negociar

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, destacó este martes que si se aspira a conseguir una solución negociada a la guerra en Ucrania, es necesario continuar con el apoyo militar a Kiev.

A su llegada a la reunión de ministros de Defensa de la Unión Europea que se celebra hoy en Bruselas, Stoltenberg subrayó que las guerras “son impredecibles” y “nadie puede decir cómo y cuándo terminará” el conflicto en Ucrania, pero aseguró que la probabilidad de un “resultado negociado aceptable” aumenta cuanto más apoyo militar se proporciona a Kiev.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en Bruselas.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, este martes en Bruselas. EFE/EPA/Olivier Hoslet

“Por ahora, no hemos visto una voluntad real del presidente (de Rusia, Vladímir) Putin, de negociar una solución aceptable para Ucrania, así que el único modo de llegar ahí es convencer al presidente Putin de que no ganará en el campo de batalla. El único modo de lograr eso es fortaleciendo la capacidad militar de Ucrania proporcionando apoyo”, comentó.

Asimismo, resaltó que corresponde a Kiev decidir cuáles son las condiciones “aceptables” para negociar con Rusia e “incluso más importante, cuáles son condiciones aceptables para cualquier acuerdo”.

Stoltenberg constató que en Ucrania continúan los combates “intensos” y que la situación en el campo de batalla es “difícil”, lo que hace “incluso más importante que mantengamos y aumentemos nuestro apoyo para Ucrania”.

“No podemos permitir que el presidente Putin gane. Ucrania debe prevalecer como una nación independiente soberana en Europa. Va en nuestro interés apoyar a Ucrania”, señaló. Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *