La inesperada muerte de una mujer embarazada y su hijo en clínica de Valledupar 

Jorge David Ovalle ha iniciado un proceso judicial para esclarecer los motivos que llevaron a la muerte a su compañera sentimental, Danny Paola Villanueva, de 25 años, quien estaba en estado de embarazo de un niño y el pasado 1 de diciembre ingresó a la Clínica del Cesar, en horas de la madrugada luego de romper fuente.

Horas después el equipo médico de la clínica le comunican a Ovalle que tanto su mujer como su pequeño hijo habían muerto.

“Mi esposa no manifestó problemas durante el proceso de embarazo, ella estaba programada para el 2 de diciembre para hacer una cesárea porque en la última cita nos indicaron que no podía ser parto natural porque la pelvis era muy estrecha”, relató Jorge David Ovalle.

Continuó su relato e indicó que al Danny Paola romper fuente el 1 de diciembre en hora de la madrugada la llevó a la clínica.

“Llegamos a la clínica a las 4:00 de la mañana el vigilante me dice que no hay camilleros porque están ocupados y agarro una silla de ruedas y la sacamos del taxi. No le hicieron tacto, luego hacemos el triaje y me dice que la acompañe al baño, posterior a eso le tomaron la presión”, dijo el compañero sentimental de Danny Paola.

Contó que a las 7:00 de la mañana aún no la habían intervenido quirúrgicamente para practicarle una cesárea.

“Entró a cirugía y me dicen que firme documentos y que necesita transfusión de sangre, que está muy mal y que el niño falleció dicen que le dio un paro respiratorio. Pido explicaciones y los médicos no me dan razón y nos dicen a las 8:30 que ella falleció. A ella no le prestaron la atención que requería”, puntualizó Ovalle.

Asimismo indicó que están a la espera de los resultados de la necropsia practicada por Medicina Legal, así conocerá las causas de la muerte de su compañera sentimental y su pequeño niño, ya que no está conforme con la respuesta de la clínica.

Ante este señalamiento de presunta negligencia médica por parte de la Clínica Cesar, la entidad precisó que luego de las valoraciones respectivas del caso la llevaron a cirugía y en medio del procedimiento presentó una embolia.

La cesárea fue practicada por el ginecólogo Ricardo Rafael Rodríguez Brochero, quien manifestó que, “La paciente entra en un estado de paro cardiaco y respiratorio de forma repentina e imprevista; entendimos en el momento que nos estábamos enfrentando a un estado de una enfermedad que se llama embolia de líquido amniótico, esto corresponde a que el líquido amniótico de su gestación pasa hacia los torrentes sanguíneos de los vasos de ella, que se almacena en los pulmones, generando el encharcamiento de los mismos y una enfermedad de la sangre conocida como coagulación diseminada intravascular; se destruyen sus propias células, se destruyen sus propios glóbulos rojos, sus plaquetas y comienza a sangrar por los pulmones u otros órganos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *