Advierten que el invierno podría extenderse hasta mediados de 2023 en Colombia

Las fuertes lluvias que se registran en Colombia a consecuencia del fenómeno de la Niña y que obligaron al Gobierno a declarar la situación de desastre, podrían prolongarse hasta mediados del próximo año, dijo el martes el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgos de Desastres.

El país sudamericano de 50 millones de habitantes enfrenta fuertes lluvias que han dejado 216 muertos, 48 desaparecidos y más de 538.000 damnificados en lo que va del 2022, según estadísticas oficiales.

Colombia declaró a comienzos de noviembre la situación de desastre, una figura que le permitirá destinar unos 433,8 millones de dólares para atender de inmediato a miles de damnificados por la fuerte temporada de lluvias e iniciar obras de reparación en las zonas afectadas por las inundaciones.

Las inundaciones y deslaves provocados por las lluvias también han destruido o afectado 5.885 viviendas, 278 puentes vehiculares, 263 centros educativos y 353 acueductos durante el año en curso, de acuerdo con el balance oficial.

«La situación podría estar muy complicada si llega la temporada de lluvias a marzo, porque se prolongaría hasta junio e incluso julio. Eso es muy crítico para el país», dijo Javier Pava, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgos de Desastres.

El presidente Gustavo Petro aseguró recientemente que los niveles de lluvias del 2022 son los más altos en los últimos 40 años y sostuvo que las inundaciones han destruido cosechas, provocando alzas de los precios de los alimentos.

El Gobierno entregará un subsidio mensual de unos 100 dólares para 1,2 millones de madres destinado a garantizar la alimentación de los niños, mientras que ordenó la construcción de puentes por parte de la industria militar para garantizar la movilidad y un subsidio del 100% a los fertilizantes destinados a la producción de alimentos, incluido el café.

La inflación anual en Colombia a octubre alcanzó un 12,22%, presionada en gran parte por el alza de los precios de los alimentos atribuido a las lluvias.

Colombia, el primer productor mundial de café arábigo lavado, apunta a cerrar el 2022 con una producción de 12 millones de sacos, la más baja en los últimos ocho años, debido a las fuertes lluvias por el fenómeno de La Niña y a la nubosidad en las zonas productoras que retrasan la floración de los cafetales.

La Niña es un fenómeno climático que provoca un enfriamiento por debajo de los niveles normales de la superficie del Océano Pacífico oriental y central, cerca de Ecuador, y que se manifiesta con un aumento de las lluvias en Colombia. Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *