Marco Rubio se opuso “enérgicamente” a la nueva política de extradición de Petro

Nuevamente, el senador estadounidense Marco Rubio difirió de la propuesta que hizo el presidente colombiano Gustavo Petro sobre la extradición de narcotraficantes a Estados Unidos. En las últimas horas, el congresista aseguró que su país no debe cambiar la política que tiene con Colombia para llevar a criminales a cumplir sus penas.

“Además de mantener la presión sobre los terroristas, debemos oponernos enérgicamente a cualquier intento de cambiar nuestro acuerdo de extradición con Colombia”, señaló el congresista en las últimas horas a través de un trino de su cuenta de Twitter.

La anterior cita ya la había consignado en una columna que el senador republicano escribió para la revista Semana donde difirió de varias de las propuestas que Petro expuso desde la campaña que hoy le permitió llegar al poder y gobernar los destinos de casi 50 millones de colombianos.

Esta vez, Rubio reiteró que no está de acuerdo con el reciente anuncio que hizo el jefe de Estado, donde aseguró que los narcotraficantes que no cuenten su verdad y no cedan a las pretensiones de las autoridades gringas irán a parar a una cárcel de uno de los gigantes norteamericanos. El anuncio que hizo el presidente Petro se dio este miércoles durante la visita de su homólogo español, Pedro Sánchez.

En ese sentido, según explicó Petro, aquellos involucrados en el negocio ilícito adquirirían beneficios jurídicos solo si se establece un diálogo y no pagarán una condena en los Estados Unidos: “Narcotraficante que negocie beneficios jurídicos con el Estado colombiano y deje de ser definitivamente narcotraficante, no será extraditado”, agregó.

Esta percepción fue cuestionada por Rubio, quien criticó fuertemente el entrante gobierno colombiano y hasta el tiró pullas al presidente de su país, Joe Biden. “Para proteger la seguridad de nuestra región, debemos cambiar de rumbo de inmediato, y esto significa dejar de complacer la agenda de los izquierdistas. Colombia sigue siendo un socio regional importante, debemos mantener estos lazos fuertes, mientras actuamos a favor de los intereses de nuestro país”, expresó el parlamentario gringo en Semana.

En esa columna, Marco Rubio cuestionó a Biden por sacar a las Farc de su lista de las Organizaciones Terroristas Extranjeras (FTO, por sus siglas en inglés) y asegura que esto fue una supuesta venia para la senadora colombiana Piedad Córdoba, del Pacto Histórico, así como para el jefe del régimen venezolano, Nicolás Maduro.

“Ahora Córdoba se reintegra al Senado de Colombia como integrante del partido de Petro a pesar de estar en estos momentos bajo investigación judicial. Mi colega, el senador Ted Cruz de Texas, y yo presentamos una legislación para volver a incluir a las Farc como una organización terrorista e imponer sanciones a sus afiliados, al igual que a Córdoba. El congreso de EE. UU. debe aprobar esta medida de inmediato”, señaló Rubio.

Luego de estos cuestionamientos, fue donde hizo el señalamiento de que debían oponerse a los cambios en la extradición de criminales colombianos a suelo estadounidense. Ahí, el senador se refirió a otros conocidos delincuentes que hoy pagan sus múltiples delitos en esa nación:

“No hay nada que los funcionarios corruptos y los narcos quisieran más que garantizar que los asesinos y narcotraficantes no sean llevados ante la justicia de EE. UU. La violencia e indignación que se generó cuando el líder del Clan del Golfo Otoniel fuera extraditado a EE. UU. a principios de este año, muestra cuánto temen estos criminales al sistema de justicia norteamericano”, aseveró Cruz, a su vez que dijo que dejar la política de extradición como está hace que los criminales sigan, supuestamente, con temor de delinquir. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *