La UE condenó el despliegue de misiles hipersónicos rusos en Kaliningrado y Moscú

La Unión Europea ha expresado su preocupación ante el anuncio del despliegue de aviones de combate rusos armados con misiles hipersónicos en el enclave báltico de Kaliningrado, un territorio desde hace décadas bajo control de Moscú que se encuentra entre Lituania y Polonia, ambos países miembros de la OTAN.

El Ministerio de Defensa ruso informó a última hora del jueves del despliegue de tres aviones MiG-31 con misiles hipersónicos Kinzhal en el aeródromo de Chkalovsk los cuales permanecerán según el comunicado de Defensa recogido por la agencia de noticias rusa TASS en “servicio de combate las 24 horas del día” como parte de la implementación de medidas adicionales de disuasión estratégica.

El Kremlin envió armamento y aviones a su base del Báltico

Kaliningrado es un territorio de 225 kilómetros cuadrados ubicado entre Lituania y Polonia que Rusia arrebató a este último país tras la Segunda Guerra Mundial. Está totalmente aislado de Rusia, lo que había obligado a Moscú a llegar a acuerdos con Bruselas para facilitar el tránsito de personas y mercancías.

El anuncio de Rusia ya tuvo la respuesta de la Unión Europea que ha expresado su “preocupación” por el despliegue de tres aviones equipados con armas hipersónicas en Kaliningrado, alertando de las consecuencias que puede tener en la seguridad de la zona.
infografia

”Rusia debe ser consciente de que será responsable de las consecuencias que tengan estos pasos en la paz y la estabilidad en Europa”, ha afirmado la portavoz de Exteriores de la UE, Nabila Massrali.

El avión ruso ya había sido escenario de tensiones por la aplicación de las sanciones europeas por la invasión de Ucrania. La portavoz ha aprovechado para insistir en el mensaje europeo hacia las autoridades rusas para que Moscú cese “inmediatamente” la agresión contra Ucrania, retire las tropas del país vecino y participe de buena fe en negociaciones de paz.

El Kremlin y las armas de destrucción masiva

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Ivan Nechayev, habló este jueves sobre su país como pitencia nuclear y el riesgo potencial de una guerra que involucre ese tipo de armamento.

“Los eventos en Ucrania demostraron que un choque con el Occidente colectivo es una posibilidad real”, dijo al tiempo que enfatizó que una “confrontación directa con Estados Unidos y la OTAN no es de nuestro interés”.

Nechayev aseguró que “Rusia, como potencia nuclear, continuará actuando con la máxima responsabilidad” y agregó: “La doctrina militar rusa prevé una respuesta nuclear solo como represalia a una agresión que involucre armas de destrucción masiva o en una situación en la que el mismo la existencia del Estado se ve amenazada”.

“Partimos de la suposición de que Estados Unidos y la OTAN son conscientes de adónde puede conducir su agresiva retórica antirrusa con énfasis en un posible uso de armas nucleares”, dijo Nechayev, que repitió palabras de Putin en coincidencia con otras potencias atómicas y repetida hace pocos días: “Una guerra nuclear no se puede ganar y nunca se debe librar”. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *