12 de julio , 2024
General

En riesgo de inundación casi 100 familias en corregimiento de Guaymaral, Curumaní

Vivir una situación de emergencia similar a las ocurridas en los años 2010 y 2011, es lo que quieren evitar los habitantes del corregimiento de Guaymaral, en el municipio de Curumaní, ya que la creciente del río Cesar está provocando el desbordamiento de la Ciénaga de Zapatosa, con el riesgo de inundar todo el poblado, donde habitan casi 100 familias.

La preocupación fue develada por la comunidad y por las autoridades locales, quienes han puesto en alerta a los funcionarios de Gestión del Riesgo, ante el inminente peligro de esta comunidad, que ya tiene el agua en la puerta de sus casas y en los predios donde tienen cultivos y cría de animales.

Al respecto, el líder comunal del corregimiento de Guaymaral, Javier Machado, explicó que la zona ha sido declarada en riesgo desde hace mucho tiempo, ya que durante la temporada de lluvia las amenazas de inundaciones son graves.

“Nos preocupa que apenas va iniciando el mes de noviembre y hay pronósticos de lluvias para toda la región. En la calle central del corregimiento ya se inundaron tres viviendas y el resto tienen agua en las puertas, a medida que pasan las horas el riesgo es mayor para las 89 familias asentadas en el sector”, dijo.

Agregó que el corregimiento pertenece al Complejo Cenagoso de Zapatosa y donde más se está agravando la situación, es en un sector llamado Ciénaga de Pesquería, donde el nivel del agua ha crecido considerablemente en los últimos tres días.

“Queremos llamar la atención de las autoridades para que nos ayuden a evitar nuevas inundaciones. Ya recibimos la visita del Secretario de Gobierno municipal, por lo que esperamos respuesta en las próximas horas, porque la lluvia es inclemente y causa destrozos a su paso por la zona rural del municipio de Curumaní”, afirmó.

VISITA TÉCNICA

Hermes Martínez, secretario de Gobierno de Curumaní, confirmó que el día de ayer se realizó una inspección en la zona, donde hasta el momento no se reportan daños materiales, pero la comunidad está el peligro latente ante el aumento del caudal de río Cesar que ha generado el desbordamiento de la Ciénaga de Zapatosa.

En el lugar se hizo una visita técnica por parte de funcionarios de la Oficina de Gestión del Riesgo, Defensa Civil, líderes comunales y representantes del Gobierno local.

En el lugar se evidenció que el agua está llegando hasta las viviendas y algunas áreas donde hay cultivos, por lo que el reporte fue entregado a las autoridades de Gestión del Riesgo y a la administración local, para activar planes de acción que permitan mantener el control.

“Esta problemática siempre ha estado latente y vigente, el corregimiento fue declarado en el año 2011 como zona de alto riesgo. Desde la institucionalidad se están analizando alternativas para ofrecer ayuda a las familias que corren el riesgo de inundaciones en las próximas horas”.

AFECTA LA ECONOMÍA EN LA REGIÓN

Por su parte, Henry Chacón, alcalde del municipio de Curumaní, reiteró que el corregimiento de Guaymaral ha sido siempre golpeado por las inundaciones y por lo general en el mes de noviembre, es cuando se agrava, por el crecimiento de los niveles en la Ciénaga de Zapatosa.

Es una situación que afecta además la economía en el sector y la región, ya que se ven afectados por sus utilidades agropecuarias. Sobre esta alerta ya tiene conocimiento la Oficina Departamental de Gestión del Riesgo, que a su vez buscará el acompañamiento nacional en respuesta a esta comunidad.

Se está elaborando un censo para la caracterización de las familias. que ya registran alguna afectación y las que están en riesgo. “Este es un problema de vieja data, incluso en el año 2012, junto a la Gobernación del Cesar, solicitamos al Fondo Nacional de Gestión del Riesgo y el Fondo Nacional de Adaptación, la reubicación del corregimiento de Guaymaral, el cual no quedó incluido. En el 2014 se retomó el tema y desafortunadamente el Gobierno nacional no dio el apoyo”.

Una solución sería la reubicación de Guaymaral, con viviendas nuevas, colegio, puesto de salud y servicios básicos por un valor de 15.000 millones de pesos. La otra es construir un jarillón, proyecto que ya está presentado a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo por un valor de 40.000 millones de pesos, que beneficiará además las veredas adyacentes.

PRONÓSTICOS DEL IDEAM PARA EL CESAR

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, ha emitido alerta roja en la cuenca baja del río Cesar, sugiriendo especial atención en el municipio de Tamalameque, donde el 1 de noviembre se reportaron inundaciones en 33 viviendas, por el desbordamiento del río Magdalena.

La alerta amarilla está declarada sobre la cuenca baja del río Cesar, donde se pronostica una creciente súbita poniendo en riesgo a los municipios de Curumaní y Chiriguaná.

En cuanto a riesgo por deslizamientos de tierra, en el Cesar siguen en alerta amarilla La Gloria, Pailitas y Pelaya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *