Falcao García, relegado a un papel secundario en el Rayo Vallecano


El delantero colombiano ha perdido protagonismo ante el buen nivel del joven Sergio Camello.

Radamel Falcao García afronta su segunda temporada en el Rayo Vallecano, club en el que este curso está teniendo un protagonismo secundario a la sombra de Sergio Camello, encargado de liderar el ataque de su equipo por delante del colombiano, que apenas ha salido de inicio en cuatro partidos esta campaña.

«Falcao es el mejor delantero rematador del mundo en los últimos veinticinco años. Yo no he visto desde Hugo Sánchez cosa igual dentro del área». Así ha calificado en más de una ocasión al colombiano el presidente del Rayo, Raúl Martín Presa, su máximo valedor para incorporarlo en septiembre de 2021 al equipo.

La pasada temporada Falcao jugó 25 partidos, nueve como titular, y marcó seis goles en los 938 minutos de juego que disputó. En la presente lleva dieciocho, solo cuatro saliendo desde el inicio, y dos tantos en 563 minutos.

El encargado de liderar el ataque del Rayo está siendo Sergio Camello, cedido por el Atlético de Madrid, que en su primera aventura en la máxima categoría lleva disputados 21 partidos, diecisiete como titular, y ha celebrado cinco tantos en 1.471 minutos siendo el máximo realizador del equipo junto con Isi Palazón.

El joven delantero madrileño, de 21 años, ha eclipsado a Falcao, que parece haberse acostumbrado a ocupar una plaza en el banquillo y tratar de ser revulsivo para los minutos finales en los partidos.

Su papel dentro de la plantilla podría verse más relegado aún en el momento que Raúl de Tomás se incorpore definitivamente a la disciplina del equipo tras cuatro meses sin poder jugar al no tener ficha y, desde hace dos semanas, estar de baja por unas molestias en el tendón rotuliano de la pierna derecha.

Lo que no ha bajado desde que llegó al Rayo es la cotización de Falcao. Llegó al Rayo con un valor de mercado de dos millones de euros, según el portal especializado Transfermarkt, y año y medio después su coste sigue siendo el mismo. Es el valor más bajo de su carrera profesional puesto que en sus inicios, cuando empezó a despuntar en River Plate allá por 2007 su cotización estaba en los 2,25.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *