Rusia anunció ejercicios navales con China del 21 al 27 de diciembre

Rusia y China realizarán ejercicios navales conjuntos en las aguas del mar de China Oriental o mar Amarillo del 21 al 27 de este mes, anunció este lunes el Ministerio de Defensa ruso.

Los ejercicios, denominados “Interacción naval” y que se llevan cabo anualmente desde 2012, incluyen esta vez prácticas de fuego de artillería y lanzamiento de misiles, precisó este departamento en un comunicado.

Según Defensa, los buques rusos y chinos ensayarán maniobras coordinadas de lucha contra submarinos con empleo de armamento. “El principal objetivo de los ejercicios es el fortalecimiento de la cooperación naval entre Rusia y la República Popular China y la preservación de la paz y la estabilidad en la región Asia-Pacífico”, señala la nota de prensa.

Los buques de guerra rusos partieron este lunes para participar en las maniobras navales, que ponen de manifiesto los lazos cada vez más estrechos en materia de defensa entre los dos países, que afrontan tensiones con Estados Unidos.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que el crucero de misiles Varyag, el destructor Marshal Shaposhnikov y dos corbetas de la Flota del Pacífico de Rusia participarían en maniobras en el Mar de China Oriental a partir del miércoles.

Según el ministerio, la armada china tiene previsto desplegar varios buques de guerra de superficie y un submarino para las maniobras. Aviones rusos y chinos también participarán en los ejercicios, según el ministerio. Beijing enviará a la zona de los ejercicios dos destructores, dos patrulleros, un submarino diésel y un buque de aprovisionamiento.

Además de ejercicios navales, Rusia y China llevan a cabo conjuntamente misiones regulares de patrullaje aéreo en la región Asia-Pacífico con el empleo de aviones estratégicos.

“El principal objetivo de las maniobras es reforzar la cooperación naval entre la Federación Rusa y la República Popular China, mantener la paz y la estabilidad en la región Asia-Pacífico”, dijo el Ministerio de Defensa ruso.

Moscú y Beijing han mostrado su creciente cooperación militar en los últimos meses.

En noviembre, bombarderos Tu-95 de las fuerzas aéreas rusas y bombarderos H-6K chinos realizaron patrullas conjuntas sobre el Mar de Japón y el Mar de China Oriental. Como parte de los ejercicios, los bombarderos rusos aterrizaron en China por primera vez, y los bombarderos chinos volaron a una base aérea en Rusia.

En septiembre, China envió más de 2.000 soldados junto con más de 300 vehículos militares, 21 aviones de combate y tres buques de guerra para participar en unas maniobras conjuntas de gran alcance con Rusia. Las maniobras supusieron la primera vez que China enviaba fuerzas de tres ramas de su ejército para participar en un único ejercicio ruso, en lo que se describió como una muestra de la amplitud y profundidad de la confianza mutua chino-rusa.

La cooperación en materia de defensa entre Moscú y Beijing se ha intensificado desde que el Presidente ruso Vladimir Putin envió sus tropas a Ucrania el 24 de febrero.

China, que ha declarado una amistad “sin límites” con Rusia, se ha negado rotundamente a criticar las acciones de Moscú, culpando a Estados Unidos y a la OTAN de provocar al Kremlin, y ha criticado las sanciones punitivas impuestas a Rusia.

Rusia, a su vez, ha respaldado firmemente a China en medio de las tensiones con Estados Unidos por Taiwán.

(Con información de EFE y AP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *