Interceptan semisumergible con más de tres toneladas de cocaína en el Pacífico

En desarrollo de una operación conjunta de la Armada de Colombia, la Fuerza Aérea Colombiana y la Fiscalía General de la Nación, se logró la interceptación en el Pacífico sur nariñense de un semisumergible en el que se transportaban 3.1 toneladas de clorhidrato de cocaína, que tendría como destino Centroamérica.

La operación se desarrolló en medio de la noche, cuando una Unidad de Reacción Rápida de la Estación de Guardacostas de Tumaco, que adelantaba labores de control y seguridad marítima, logró detectar el semisumergible navegando a flor de agua, a 45 millas náuticas al noreste de Tumaco – Nariño. De inmediato, se inició el procedimiento de interdicción marítima, ordenando a través de señales sonoras, visuales y llamados por radio VHF-marino la detención de la embarcación.

Los tres hombres que tripulaban el artefacto naval ilegal realizaron caso omiso a las voces de la autoridad, emprendiendo la huida; sin embargo, minutos más tarde los Marinos de Colombia lograron su interdicción.

El semisumergible fue trasladado hasta la Estación de Guardacostas de Tumaco para su inspección. En su interior, se hallaron equipos de comunicación, víveres y 155 costales con 3.100 paquetes rectangulares, al parecer con sustancias ilícitas por lo que funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación -CTI- de la Fiscalía General de la Nación, practicaron la Prueba de Identificación Preliminar Homologada – PIPH-, que arrojó positivo para clorhidrato de cocaína.

Los tres sujetos, junto al alcaloide, el semisumergible y el material incautado, fueron puestos a disposición de la autoridad competente.

Con esta incautación se evitó el ingreso de aproximadamente 108 millones de dólares al grupo armado organizado residual Bloque Occidental «Alfonso Cano» de las disidencias de las Farc, cuyo cabecilla es alias «Allende». Así mismo, se impidió la comercialización y consumo de cerca de ocho millones de dosis de cocaína en las calles del mundo, lo cual representa un beneficio a la salud pública mundial, al evitar la generación de nuevos consumidores, mitigar urgencias médicas y disminuir las muertes por sobredosis.

Este es el segundo semisumergible de características similares, que se interdicta este año en el Pacífico nariñense navegando con alcaloides. Para su construcción las organizaciones narcotraficantes invierten cerca de 900.000 dólares. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *