Embajadores de Colombia y Venezuela llegaron a Caracas y a Bogotá

Este domingo arribaron en forma simultánea a Caracas y Bogotá, los embajadores de Colombia Armando Benedetti y de Venezuela, Félix Plasencia, en lo que constituye tácitamente el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales entre los dos países.

El nuevo embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti afirmó que una vez presente sus credenciales ante el presidente Maduro (posiblemente este martes), «quedan restablecidas completamente las relaciones entre Venezuela y Colombia”.

Por su parte, el presidente Gustavo Petro advirtió en Twitter que con la llegada del Embajador Benedetti a Caracas, «ratificamos la voluntad del Gobierno del Cambio con el restablecimiento de las relaciones con Venezuela y la atención a los colombianos. Empezamos a trabajar por la reconstrucción del tejido social y humano que nos une».

Y Benedetti, en su cuenta en Twitter precisó:

“Vamos a restablecer las relaciones con Venezuela, vamos a restablecer el comercio del que viven más de 8 millones de colombianos, vamos a buscar una zona económica, exenciones de impuestos y una legislación que permita que el Gobierno colombiano pueda invertir en obras que impacten en el desarrollo de la región”.

Añadió que “las relaciones con Venezuela nunca han debido romperse, somos hermanos y una línea imaginaria no nos puede separar”, afirmó el diplomático, al enviar un mensaje tanto a los colombianos residentes como a nuestros ciudadanos que hacen presencia en el país hermano con fines turísticos o comerciales.

“A todos nuestros connacionales les comparto que hemos llegado a Venezuela para atenderlos. Desde el Gobierno del Presidente Petro, y en el rol que nos corresponde, haremos todos los esfuerzos para atender todas sus necesidades, los escucharemos, y desde hoy empezaremos a trabajar para corregir la desidia a la que han sido sometidos en estos últimos años, por falta de una atención consular, social y humana, tan necesaria para cada uno de ustedes”, dijo.

Benedetti recordó que el pasado 28 de julio, en la zona de frontera, los dos cancilleres, Álvaro Leyva (Colombia) y Carlos Faría (Venezuela), expresaron la voluntad real por avanzar en una agenda de trabajo conjunta para lograr la normalización gradual de las relaciones binacionales, con una cooperación en temas de interés mutuo y una intención de realizar esfuerzos conjuntos para garantizar la paz y la seguridad en la zona de frontera.

“Estos son compromisos que honraremos a cabalidad”, declaró el Embajador colombiano.

Igualmente, invitó a todos los hermanos venezolanos y colombianos a “mantener un espíritu constructivo e integrador, que nos permita fortalecer nuestros lazos de hermandad y avanzar en el camino hacia una mejor integración binacional”.

“Hoy estoy acá para rescatarlas, para trabajar por la reconstrucción del tejido social y humano que nos une en la historia que tienen nuestros pueblos en común y que construiremos conjuntamente de cara al futuro, para promover una verdadera integración ciudadana”, resaltó Benedetti.

Así mismo, ratificó que la base de las relaciones será el respeto mutuo, el uso de las vías diplomáticas y la aplicación de principios del Derecho Internacional, como la no injerencia en los asuntos internos y el respeto a la soberanía e integridad territorial de los Estados.

Armando Benedetti se posesionó como nuevo Embajador de Colombia en Venezuela ante el Presidente de la República, Gustavo Petro, el pasado 24 de agosto, durante un acto que se cumplió en la Casa de Nariño.

En esa ocasión, el Presidente Petro manifestó: “Aquí se inicia un camino difícil, que tiene sus bemoles y sus complicaciones indudables, que es restituir una relación diplomática con el vecino”.

El Mandatario destacó que los dos países “tienen sus mejores comercios, sus mejores relaciones, dependiendo de la historia, sus tejidos, sus mayores motores, tanto para despegar como para volar en la relación entre vecinos”.

“Nosotros hemos cometido un inmenso error: romper, precisamente, las relaciones con el vecino. Independientemente de los regímenes políticos, los procesos políticos que cada sociedad sigue, nunca debe romperse una relación entre vecinos”, sostuvo.

“El daño es enorme, la violación de derechos humanos de las poblaciones, muchas veces las mismas, porque colombianos y venezolanos en la frontera están relacionados, incluso, por lazos de sangre”, agregó.

El Presidente Petro se refirió a la política de normalización que ya implementa el Gobierno, que significa, entre muchos beneficios, “pasar por un puente y no por una trocha, al poder simplemente ser seres humanos al lado y lado la frontera”.

Adicionalmente, le recomendó al Embajador Benedetti mirar “cómo está la casa de Colombia” en el país vecino y anunció que los 16 consulados que existen en Venezuela se tienen que ocupar con “personas de carrera diplomática”.

Por su parte, el embajador de Venezuela, Félix Plasencia, declaró que su llegada a la capital colombiana significa
«el rescate de la hermandad entre Venezuela y Colombia, que son un mismo pueblo».

«No debió suceder nada de lo que sucedió», manifestó Plasencia a Prensa Latina.

«Estamos recuperando el encuentro, el afecto siempre ha estado y gracias a ese gran afecto el encuentro será fácil, diáfano, sincero y profundo», aseveró el diplomático.

Aseguró que los nexos entre las dos naciones son un pilar fundamental para el crecimiento, la seguridad y la tranquilidad y el buen futuro de la región de América Latina y el caribe.

«Venezuela y Colombia son dos países fundamentales dentro del concierto latinoamericano, con una proyección natural, de cercanía, han sido centro de cooperación, de intercambio, de unión, de integración, y eso es lo que venimos a hacer a acá», resaltó Plasencia.

Detalló que acaba de llegar y va a presentar la copia destilo de las cartas credenciales al canciller de Colombia, Álvaro Leyva, y será todo un trabajo por el bien de ambos pueblos.

El nuevo embajador envió un mensaje de amor y hermandad y reiteró la importancia de rescatar ese encuentro positivo de manera responsable entre ambas partes, «esa es la encomienda del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro».

*

El embajador Plasencia se alojará en un hotel mientras se rehabilita la sede diplomática que fue vandalizada y saqueada.

Dijo que van a rescatar los espacios, y de desde allí entrará a «trabajar para atender todo lo que sea necesario, las relaciones entre los dos países y los intereses entre los venezolanos y los colombianos».

En febrero de 2019, el presidente Maduro anunció la decisión de romper relaciones políticas y diplomáticas con Colombia, al responsabilizar a la administración del exmandatario Iván Duque (2018-2022) de apoyar agresiones contra la nación bolivariana, en contubernio con Estados Unidos y la extrema derecha venezolana.

El jefe de Estado de Colombia, Gustavo Petro, desde su campaña electoral dijo que restablecería los nexos con Venezuela y trabajaría por las poblaciones de ambos lados de la frontera.

El 11 de agosto último, Maduro designó al excanciller Félix Plasencia como embajador en Colombia, de cara al restablecimiento de los nexos bilaterales y ese mismo día, Petro nombró a Benedetti ante la vecina nación, quien llegó hoy a Caracas. Con RSF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *