viernes, junio 14, 2024
Actualidad

La Segunda Marquetalia, de ‘Iván Márquez’, adquirió material de guerra ruso

Cohetes, drones y más material bélico proveniente de Rusia habrían sido adquirido por los insurgentes de la Segunda Marquetalia para continuar con sus acciones armadas en el país.

De acuerdo con información de inteligencia militar, que obtuvieron en el informativo de televisión Noticias Caracol, el arsenal lo consiguieron recientemente para utilizarlo en contra las Fuerza Pública.

Desde ese grupo insurgente estarían en una carrera armamentística para poder contrarrestar las acciones aéreas de las Fuerzas Militares en su contra, establecieron en ese noticiero, donde incluso lograron obtener videos en los que los mismos subversivos entrenan con esos elementos que les proporcionaron traficantes internacionales de armas.

Incluso, sería el mismo Luciano Marín, alias Iván Márquez, quien logró las negociaciones para obtener ese material de guerra que sería de última generación y que desarrollan en la industria militar de Rusia, indicaron en Noticias Caracol.

Las grabaciones que obtuvieron en ese medio de comunicación también evidenciarían la instrumentalización de menores de edad en entrenamientos para utilizar los denominados tatucos, armas no convencionales de largo alcance y elaboración artesanal que han utilizando históricamente los grupos guerrillero en el país.

Esta información se conoce justo cuando La Segunda Marquetalia inició diálogos con el Gobierno del presidente, Gustavo Petro, para iniciar un proceso de paz con ese grupo subversivo que no se acogió al acuerdo de 2016 con la extinta guerrilla de las Farc.

Algunos de los integrantes del Legislativo señalaron la semana pasada que el antiguo integrante del secretariado de las Farc, que era el máximo órgano de decisión en esa extinta guerrilla, no podría recibir beneficios en la nueva negociación que buscaría con el Gobierno Nacional, precisamente por haber traicionado el acuerdo de 2016.

“En la negociación con ‘Iván Márquez’ el Gobierno le encontró el camino jurídico declarándolo como un grupo político. Sin embargo, si se llegara a firmar es muy difícil que se sostenga porque no puede haber beneficios jurídicos para quienes firmaron el acuerdo de paz en 2016 y cometieron un crímenes después de esa fecha”, citaron de las declaraciones del senador Ariel Ávila, en la emisora RCN Radio.

El congresista argumenta que, debido a que el acuerdo de paz con las Farc fue incorporado a la Constitución colombiana, no se podrían eludir las normas en una negociación con un grupo armado para ser beneficiado de nuevo con los subrogados que desconoció al retomar las armas.

Para el senador de la Alianza Verde, el panorama es tan complejo que mencionó que se requeriría una reforma constitucional para otorgar beneficios jurídicos a Márquez. Sin embargo, en el ámbito del Congreso, no cree que el Gobierno tenga la capacidad de aprobar un acto legislativo en ese sentido.

“Los acuerdos de La Habana están incluidos en la constitución, así que habría que hacer un acto legislativo para cambiar eso, lo cual es imposible en este momento”, aseguró.

Las normas que establecieron la Jurisdicción Especial para la Paz condicionaron los beneficios de los comparecientes a su cumplimiento con los compromisos de verdad, justicia, reparación y no repetición, compromisos que Márquez incumplió al retomar las armas tras haber recibido la libertad luego de la firma del acuerdo.

Mientras que el senador Iván Cepeda afirmó que “en las negociaciones también hay posibilidad de que cambien las reglas de juego y, si hay una reforma constitucional en el futuro que pudiera habilitar esa posibilidad, lo que sí está claro es que no puede haber impunidad”, según citó RCN Radio.

Esta será una discusión álgida dentro de la mesa de conversaciones con la Segunda Marquetalia, porque se deberá definir el escenario en el que podría darse cumplimiento a un eventual acuerdo de paz con el Estado. Pero, por el momento, se descarta que puedan ser acogidos nuevamente por la JEP. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *