sábado, junio 15, 2024
Deportes

Nadal pierde contra Zverev y se despide de Roland Garros “en paz”

El español Rafael Nadal no pudo firmar su enésima resurrección en la pista central de Roland Garros, donde cayó ante un sólido Alexander Zverev en la primera ronda, en un duelo que tuvo aíres de despedida pese a que el 14 veces ganador no ha descartado regresar el año próximo.

El resultado, 6-4, 7-6 (5) y 6-3, fue tan inapelable como el partido, que tuvo un único dominador, salvo un intento de rebelión del español en las postrimerías del segundo set y en el inicio del tercero, que acalló el germano elevando el nivel para no dar esperanzas a su rival y a la grada que lo aclamaba.

Aunque Nadal se negó a decir adiós, abundaron los síntomas de que era una despedida. Las gradas llenas en una primera ronda, algo que nunca antes había visto el Grand Slam de tierra batida, la congregación de los fieles del español, reunidos para asistir a un milagro o a un final de ciclo.

Fue lo segundo, aunque Nadal, que por vez primera en toda su carrera encadenó dos derrotas consecutivas sobre tierra batida, dejó algún destello de que no está tan lejos de la primera clase del tenis.

Al final se despidió del público, aseguró que “seguramente” será su último baile en la central, aunque reiteró que no lo asegura al cien por cien, agradeció el apoyo de la grada y dijo adiós: “Lo que siento ahora es difícil de describir, es algo muy especial que siempre llevaré en mi corazón”.

Nadie quería perderse este partido

Frente a un rival que todo el mundo coincide en que es el jugador en mejor forma del momento, que alzó el torneo en Roma hace poco más de una semana, Nadal tuvo instantes de brillantez que hicieron las delicias de su parroquia.

Nadie quería perdérselo. En la grada estaban dos números 1, el serbio Novak Djokovic -con quien Rafa ha mantenido la mayor rivalidad de la historia del tenis- y la polaca Iga Swatek -confesa devota de Nadal-, además de Carlos Alcaraz, su heredero natural.

Gritó de júbilo el público con el ramillete de golpes que dejó el español, recuerdo de todo lo que ha sido en esta tierra batida, se entusiasmaron con sus carreras, con el puño cerrado al aire cuando lograba doblegar al gigante alemán.

Sin que oficialmente lo fuera, pareció un último regalo a un público al que le ha dado todo y que en este final de trayecto parece al fin darse cuenta de que tiene ante sí un mito inigualable.

Nadal: “Si es la última vez, lo he disfrutado”

“Si es la última vez, lo he disfrutado”, confesó un emocionado Rafael Nadal al público de Roland Garros.

“Es difícil para mí hablar, no sé si será sea la última vez que esté aquí delante de todos vosotros”, dijo un muy emocionado Nadal entre las ovaciones del público, que hoy batió un récord al llenar la pista principal (15.225 entradas) en un duelo de primera ronda.

La ocasión lo merecía, ya que podía ser la despedida del hombre que ha batido todas las marcas en el único Grand Slam en tierra batida, con 14 triunfos individuales.

Y tanto lo merecía la ocasión que la organización le dio el micrófono para dirigirse al público tras el partido, algo muy inusual para los derrotados, entre ovaciones y cánticos de “¡Rafa, Rafa!”.

El tenista español Rafa Nadal durante una rueda de prensa tras perder ante Zverev en el Roland Garros.
El tenista español Rafa Nadal durante una rueda de prensa tras perder ante Zverev en el Roland Garros. EFE/EPA/Yoan Valat

El tenista español contó a un público entregado que hay “un buen porcentaje” de posibilidades de que “no” volverá “a jugar aquí en Roland Garros, pero” que “no” puede “decirlo al 100 por cien”.

“Puede que en dos meses diga que ya es bastante”, aunque “aún no lo siento”, apuntó el astro español.

“Quiero volver a esta pista para los Juegos Olímpicos de París”

En todo caso, sí afirmó su deseo de retornar a París este mismo año para otra competición muy especial. “Quiero volver a esta pista para los Juegos Olímpicos”, afirmó entre las ovaciones.

Nadal explicó que tras dos años “muy duros” en términos de lesiones tenía el sueño de volver a Roland Garros, pero reconoció que “no ha sido bastante ante un jugador como (el alemán) Sasha” Zverev, actual número 4 del mundo.

“Tengo que felicitar a Sasha por este gran partido”, dijo sobre su rival, al que deseó “lo mejor en el resto del torneo”.

Rafael Nadal, a punto de cumplir -lo hará la próxima semana- 38 años y que logró su primer Roland Garros con sólo 19, en 2005, se despidió de su fiel público de París con unas palabras de reconocimiento al cariño que ha recibido en un torneo que le tiene como a uno de sus grandes ídolos.

“Los sentimientos que he tenido aquí han sido realmente inolvidables. Gracias desde el fondo de mi corazón”, expresó Nadal, con la voz muy emocionada. Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *