martes, junio 18, 2024
Internacional

Irán se despide del presidente Ebrahim Raisi, fallecido en un accidente de helicóptero

La mañana de este martes iniciaron las honras fúnebres dedicadas al presidente de Irán Ebrahim Raisi y sus acompañantes, fallecidos el domingo tras accidentarse el helicóptero en el que viajaban cerca de la frontera con Azerbaiyán.

Junto a Raisi se encontraban el ministro de Asuntos Exteriores del país, Hossein Amirabdollahian; el ayatolá Al Hashem; el gobernador de la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental, Malek Rahmati; dos empleados del cuerpo de protección del presidente, un piloto, un copiloto y un oficial técnico.

Ceremonias de despedida

Según la agencia de noticias IRNA, antes del sepelio, se llevó a cabo una ceremonia de despedida a las 9:30 (hora local) en la ciudad de Tabriz.

Esta misma jornada, los cuerpos serán trasladados a la ciudad santa de Qom, donde se realizará otro acto funerario, que vendrá seguido de otro en Teherán.

Un día después, Teherán acogerá otra ceremonia de despedida y una de homenaje con presencia de delegaciones extranjeras a las 16:00.

El jueves, el cuerpo de Raisi será trasladado a Biryand y luego a su ciudad natal, Mashhad, ubicada en el noroeste del país, mientras las otras víctimas serán enterradas en Tabriz. El entierro de Raisi tendrá lugar el jueves a mediodía.

Irán «perdió a un servidor sincero y valioso»

Tras la muerte del mandatario, el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Hoseiní Jameneí, anunció cinco días de luto público y expresó sus condolencias señalando que en el «trágico incidente, la nación iraní perdió a un servidor sincero y valioso».

Por su parte, el Gobierno describió a Raisi como «un presidente trabajador e incansable» que dedicó su vida a «servir al gran pueblo de Irán en el camino hacia el avance y el progreso del país». En este sentido, recalcó que el mandatario «cumplió su promesa y sacrificó su vida por la nación».

Previamente, se informó que el helicóptero en el que volaba Raisi realizó un aterrizaje forzoso debido a la densa niebla. La aeronave formaba parte de un convoy presidencial de tres helicópteros. Los otros dos, que trasladaban a ministros y a otros funcionarios, llegaron a su destino sin contratiempos.

La aeronave se estrelló en los alrededores de la aldea de Uzi, en los bosques de Arasbaran. Numerosos equipos de rescate fueron enviados a la zona para las labores de búsqueda. El difícil acceso al área del siniestro y las malas condiciones meteorológicas obstaculizaron el trabajo de los rescatistas. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *