lunes, junio 24, 2024
Judicial

A ‘La Tramacúa’ fue trasladado presunto asesino de la niña de 9 años

Al Establecimiento Penitenciario y Carcelario de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, conocido como ‘La Tramacúa’, fue trasladado en las últimas horas, Lubin José Chinchilla Carrascal, alias “El Viejo”, de 76 años, sindicado por el asesinato de la niña Kelly Carolina Carballo Santana, de 9 años, en el municipio de Aguachica, en hechos ocurridos el pasado 12 de mayo.

Este medio conoció que el ingreso se dio a las 9:00 de la mañana del pasado lunes 20 de mayo, según boleta de detención presentada ante autoridades del centro carcelario, desmintiendo así que alias ‘El Viejo’ haya sido víctima de un abuso sexual por parte de otros internos, tal y como se divulgó a través de un video en redes sociales.

Lubin José Chinchilla Carrascal, desde su captura en el municipio de Aguachica, fue aislado para prevenir posibles agresiones mientras se adelantaba el debido proceso. En las audiencias concentradas, este hombre fue imputado por feminicidio agravado, tortura, acceso carnal violento, demanda de explotación comercial de persona menor de 14 años y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio, cargos que no aceptó

‘La Tramacúa’ alberga criminales de alta peligrosidad y fue el lugar de reclusión de alias «Garavito». El traslado de alias ‘El Viejo’ refuerza la medida de seguridad mientras se continúa con el proceso en su contra.

Para la captura del principal sospechoso de este atroz crimen, fue primordial los videos de las cámaras de seguridad del sector y el testimonio de otros menores, que al igual que Kelly Carolina, frecuentaban la calle 5 con carrera 17 cuidado motocicletas y donde además el presunto asesino era limpiavidrios.

El hermano de la niña y otros compañeros, aseguraron que la habían visto conversar con ese sujeto, quien presuntamente le compró una pizza.

En la habitación de Chinchilla Carrascal se ubicaron algunos elementos de prueba que lo vinculan como el presunto responsable. Unidades Criminalística encontraron rastros de sangre y semen, un arma corto punzante, cuerdas y plásticos similares a las halladas en el lugar donde fue abandonada Kelly Carolina. Igualmente se ubicó un teléfono celular y la ropa que la niña tenía el día que desapareció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *