lunes, abril 22, 2024
Actualidad

Reforma a la salud se hundió en la Comisión Séptima del Senado

Luego de más de siete ocho de discusión, la Comisión Séptima del Senado de la República confirmó el miércoles 3 de abril de 2024 el hundimiento de la polémica reforma a la salud. Tras haber superado dos debates en la Cámara de Representantes, esta no pudo tener un trámite exitoso en la corporación, y se quedó en su tercera discusión en el legislativo, luego del “enroque” que ejecutaron algunos de los senadores de la oposición, con el apoyo de sus pares independientes.

Pese a la estrategia de la bancada oficialista de dilatar el debate, permitiendo la intervención de un número importante de congresistas ajenos a la votación, finalmente se pudo llevar a cabo. Y, tal como estaba en las cuentas, la votación fue demoledora: los nueve senadores que habían anunciado su voto al archivo de la proposición ratificaron su postura y decretaron el fracaso de una de las tres grandes iniciativas del Ejecutivo, que no logró hacer consensos, frente a solo cinco apoyos.

Crónica de un hundimiento anunciado

Durante la jornada, se votaron negativamente –uno tras otro– los impedimentos radicados por los opositores, ante el riesgo de que fueran recusados ante la Comisión de Ética del Senado. Pese a los esfuerzos del senador Wilson Arias, del Pacto Histórico, que intentó persuadir a los integrantes de la comisión de cambiar la posición, alegando que no podían ser partícipes de la discusión por haber sido –según él– financiados por las EPS, sus argumentos no prosperaron.

“El 2022 fue año electoral y precisamente en ese año Keralty donó cientos de millones de pesos a partidos. Keralty es extranjera, dueña de EPS Sanitas y otras 20 empresas de salud A la luz de la ley, los congresistas están impedidos para votar Reforma a la Salud”, afirmó el senador oficialista.

No obstante, Norma Hurtado, del Partido de la U; Honorio Henríquez y Alirio Barrera, del Centro Democrático; Lorena Ríos, de Colombia Justa Libres; Nadia Biel Scaff y José Marín, del Conservador; Miguel Pinto, del Liberal; Berenice Bedoya, de la Alianza Social Independiente (ASI), y Ana Paola Agudelo (Mira), se sometieron al escrutinio de la comisión. Y cada uno de ellos siguió, pues la intención de la coalición de Gobierno de sacarlos del cuórum no prosperó.

“Lo que queremos nosotros, o por lo menos a título personal, es que el 20 de julio se radique un proyecto concertado, que recoja las diferentes iniciativas (…) Estamos abiertos al debate y lo que estamos haciendo es defendiendo la salud de los colombianos. La posición nuestra no va a cambiar”, indicó el senador Pinto, que frente a la desaparición de los 12 billones de pesos que denunciaba Arias, y sobre la cual pedía explicaciones, que dirija las mismas al Gobierno y no a sus colegas.

“Se echan las mentiras, se las creen y luego empiezan a replicarlas”, agregó Pinto, en una dura respuesta a su interlocutor, en relación con sus denuncias sobre presuntas irregularidades en la financiación de sus campañas. Por su parte, Hurtado afirmó que uno de los motivos para no apoyar la ponencia positiva es que no hay un aval fiscal, ni tampoco presupuesto, que permita inferir que pueda cubrir una transformación que propone el Gobierno en el sistema de salud actual.

“Hemos considerado que es regresivo en términos de derechos, que coarta la libre elección. Hemos visto que en este articulado se desconocen algunos logros. ¿Por qué nos tiene que doler que haya buenas clínicas en algunas ciudades del país?”, manifestó Hurtado en su intervención, en la que lideró la defensa de la ponencia de archivo que, finalmente, fue acogida en una votación que no generó sorpresas; pese a la parafernalia que se gestó por parte del Gobierno.

Jaramillo insistió en la constituyente

Al respecto, el ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, salió a defender la reforma a la salud. “El negocio estaba concebido para que todo el dinero fuera a manos de particulares, y era entregarle los recursos de la ciudadanía”, afirmó el titular de la cartera, en un anuncio en el que insistió en la necesidad de llevar a cabo una reforma constituyente que permita, en consecuencia, llevar a cabo las reformas que en el legislativo parecen estar estancadas.

“Siempre he querido un sistema presidencialista porque si lo tuviéramos hoy, deberíamos entonces ir nuevamente a unas elecciones para saber si todas las reformas que necesita el país y que la pidieron el pueblo en las pasadas elecciones, se hacen o no se hacen. Cualquiera que sea, no tenemos problema. Por eso estamos en un proceso constituyente, estamos de acuerdo con eso. ¿A dónde más podemos ir? A un proceso constituyente”, afirmó.

Según el ministro, seguirá insistiendo en lo que denominó “resistir, persistir y nunca desistir”, en pro de que el Senado saque adelante, “hoy, mañana o pasado mañana”, un proyecto de ley que, en su juicio, “le solucione la salud a todo el pueblo colombiano”. Todo esto en medio de la propuesta que hizo en su momento el senador Fabián Díaz, ponente del proyecto de ley alternativo, que insistió en una comisión accidental para lograr consensos.

Superaron las dilataciones

Pese a que estaba agendada la plenaria del Senado para discutir la reforma pensional, otra de las proposiciones del Gobierno, el presidente de la corporación, Iván Name, postergó la sesión hasta tanto no se ejerciera la votación. Y fue entonces cuando, tras una serie de intervenciones, se procedió la votación, con la que se consumó lo que fue la “crónica de un hundimiento anunciado”, que solo se postergó por casi tres semanas, pues estaba definida desde el 12 de marzo.
Dura respuesta de Gustavo Petro

Pese a esto, el presidente Petro anunció que, vía decreto, y por encima del Congreso de la República, llevará a cabo un nuevo sistema de salud con las EPS intervenidas, tras la caída de la reforma en el legislativo y asumirá su función constitucional de reordenador del sistema de salud.

“Evitamos así una quiebra generalizada y la liquidación abrupta en el sistema de salud, propiciada por la actitud de algunos congresistas que recibieron pagos de una EPS en sus campañas”, afirmó.

“Se invita a alcaldes y gobernadores a construir las redes regionales de clínicas, consultorios y hospitales con el ministerio de Salud, ninguna IPS pública o privada acreditada, debe ser excluida”, agregó el mandatario, en el que afirmó que la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud, Adres, construirá el sistema tarifario que sirva de base a las auditorías. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *