miércoles, abril 17, 2024
Nacional

Policía de Antinarcóticos murió ahogado mientras realizaba entrenamiento

Hay luto en la Policía Nacional a causa del fallecimiento de un patrullero que perdió la vida mientras desarrollaba una maniobra de entrenamiento en el municipio de Sibaté, departamento de Cundinamarca. Se trata de Hervyn Libardo Robles Dávila, uniformado que estaba adscrito a la Dirección Antinarcóticos.

De acuerdo con los reportes de las autoridades el patrullero oriundo Cúcuta que llevaba varios años al servicio de la Compañía Jungla con sede en la Villa de Céspedes, en el Valle del Cauca, murió mientras desarrollaba una maniobra de entrenamiento del Comando de Operaciones Especiales y Antiterrorismo (COPES).

Robles Dávila se encontraba realizando la denominada prueba conocida como ‘Cavernas’, en la cual los uniformados deben pasar saltando, arrastrándose, corriendo y nadando por una serie de obstáculos. Tras haber completado el grupo la prueba se percataron de la ausencia del patrullero Libardo por lo que iniciaron la búsqueda hasta que lo encontraron finalmente inconsciente en un túnel improvisado.

De manera inmediata le prestaron los servicios de reanimación al uniformado y los trasladaron al Hospital San Luis en el municipio aledaño a Bogotá, pero tras 20 minutos de esfuerzos de los profesionales de la salud, Hervyn Libardo Robles Dávila fue declarado como fallecido por inmersión.

Desde Antinarcóticos lamentaron el incidente y enviaron un mensaje solidarizándose con la familia del patrullero Robles: “Nuestra Dirección de Antinarcóticos se encuentra de luto, lamentamos el fallecimiento de nuestro comando Jungla Patrullero Hervyn Libardo Robles Dávila, quien perdió la vida. Extendemos nuestras más sinceras condolencias y solidaridad a sus familiares y amigos”.

Entre tanto la publicación de los uniformados generó varios comentarios de apoyo a la memoria del militar, aunque también otros usuarios resaltaron las inquietudes del por qué habría muerto un integrante de las Fuerzas Públicas en un entrenamiento en una Escuela Militar.

“Honor y gloria por siempre, lamentable que el COPES aun falle en medidas de seguridad en sus “pruebas” da mucho que pensar de su profesionalismo señores instructores” , “Fuiste un excelente subalterno, descansa en paz, fortaleza para su familia”; fueron algunos de los comentarios en honor al patrullero Robles.

Destituido piloto de la Dirección de Antinarcóticos

La Procuraduría General de la Nación de Colombia tomó una medida disciplinaria significativa contra el mayor Diego Andrés Rodríguez Navarro, quien entre 2015 y 2019 desempeñó funciones como piloto en la Dirección de Antinarcóticos de la Policía Nacional. La decisión consistió en su destitución e inhabilitación por 13 años para ejercer cargos públicos, debido a la omisión de información clave en sus itinerarios de vuelo que le permitió obtener beneficios económicos no justificados.

Las irregularidades encontradas en la conducta del mayor Rodríguez Navarro incluyen el reporte inadecuado de las horas de vuelo, llegando incluso a registrar horas sin justificación, duplicar registros para vuelos supuestamente realizados con el mismo número pero en diferentes aeronaves al mismo tiempo, y superar el límite de horas de vuelo permitidas en un día. Estas acciones, consideradas faltas gravísimas por la Procuraduría, evidencian una conducta intencionada y con pleno conocimiento de causa, especialmente dado el conocimiento que Rodríguez Navarro debía tener sobre las normativas aplicables, teniendo en cuenta sus anteriores responsabilidades dentro de la Policía Nacional, como ser el jefe del Grupo de Estandarización Aeronáutica.

Aunque el mayor devolvió los fondos recibidos indebidamente un año después del último incidente, tras un requerimiento de la institución policial en 2020, esto no eximió la gravedad de sus actos ni las consecuencias disciplinarias resultantes.

Este caso subraya el esfuerzo y el compromiso de la Procuraduría por garantizar la integridad y el respeto a la ley dentro de los cuerpos de seguridad del Estado, evidenciando también que las faltas cometidas por servidores públicos en el manejo de fondos del Estado o en el cumplimiento de sus funciones públicas son susceptibles de investigación y sanción disciplinaria. La decisión no es definitiva, puesto que Rodríguez Navarro puede apelar ante la Sala Disciplinaria Ordinaria de Juzgamiento, lo cual le ofrece una oportunidad adicional para que su caso sea reconsiderado. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *