martes, febrero 27, 2024
Política

Qué perdió Colombia con la ida de los Juegos Panamericanos 2027

Colombia dejó de ser la sede elegida para albergar los Juegos Panamericanos 2027, en Barranquilla. Todo cambió de repente por malas gestiones y decisiones que llevaron a que Panam Sports le retirara la oportunidad al país del café, por incumplimientos en los términos pactados.

Además de la imagen afectada frente a las diferentes entidades del deporte mundial, Colombia pierde la oportunidad de generar un crecimiento en la economía del país, como lo demostraron algunos estudios oficiales de los Juegos Panamericanos de Santiago 2023. Chile fue el espejo que el gobierno del país no aprovechó y no hay más chances.

Los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos de Santiago 2023 han inyectado cerca de 900 millones de dólares a la economía de Chile, según un análisis realizado por la reconocida firma Ipsos.

Esta cifra representa un incremento del 0,3% del Producto Interno Bruto (PIB) de Chile para el año en curso. Este evento deportivo internacional no solo ha estimulado el ámbito económico del país sino que también ha promovido la creación de empleo y ha mejorado la infraestructura local.

Los estudios llevados a cabo por Ipsos y Deloitte, este último por encargo de la Corporación Santiago 2023, arrojan resultados que resaltan los beneficios económicos derivados de la realización de estos juegos.

Del informe de Deloitte se desprende que la contribución al PIB alcanzó los 651 millones de dólares directa e indirectamente, con una generación de 337 millones de dólares en remuneraciones y la creación de 4.709 empleos anualizados.

Considerando los efectos inducidos, la cifra total asciende a 907 millones de dólares, con 440 millones de dólares en salarios y 6.448 empleos anualizados, además de contribuir con 88 millones de dólares en recaudación pública.

La ministra del Deporte de Chile, Alexandra Benado, enfatizó que la inversión estatal en el evento no solo se refleja en los beneficios económicos inmediatos, sino que también en el legado a largo plazo en términos de infraestructura y activación económica.

El aporte de turistas al país

Por otra parte, la celebración de los juegos ha servido como una vitrina para Chile, atrayendo a atletas, turistas, periodistas y aficionados de todo el continente. Según cifras oficiales, 1.327.894 personas adquirieron entradas para los eventos, mientras que otras 400.000 disfrutaron de competencias de acceso libre.

Harold Mayne-Nicholls, director ejecutivo del comité organizador, subrayó el éxito en la gestión comercial del evento, señalando que 34 marcas comerciales y ocho socios institucionales contribuyeron con 16 millones de dólares a través de acuerdos comerciales. Esta colaboración subraya el apoyo del sector privado en el éxito de los juegos y su impacto económico positivo en el país.

La sinergia entre eventos deportivos internacionales como los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos y el desarrollo económico local demuestra cómo el deporte puede ser un catalizador para el crecimiento económico, la creación de empleos y la mejora de la infraestructura. La experiencia de Chile en 2023 sirve como un caso de estudio sobre el potencial de grandes eventos para impulsar las economías nacionales.

Colombia desaparece del radar de Panam Sports por unos buenos años, mientras que los sorteos y las elecciones de las nuevas sedes se repartirán en las diferentes ciudades principales de los países que hacen parte de la región panamericana. Pero esto no es solo perder el cupo, el país perdió la posibilidad de tener una imagen fuerte en el sector deportivo global y sobre todo, pudo haber sido una inyección económica que ayudara a Barranquilla y las ciudades aledañas que ya estaban construyendo las sedes deportivas para la competencia. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *