sábado, marzo 2, 2024
General

“El Festival Vallenato es el templo de conservación de nuestro folclor”: Iván Villazón

Iván Villazón, ‘La voz tenor’, cumple 40 años de vida artística. En entrevista exclusiva para Contexto, el intérprete habla de sus influencias artísticas y las cualidades musicales de leyendas como Rafael Escalona, Diomedes Díaz y Jorge Oñate.

Conocido como “La voz tenor”, Ivan Villazon es el intérprete que con más Reyes Vallenatos ha llegado al acetato: El ‘Pangue’ Maestre, Raúl ‘El Chiche’ Martínez, Gonzalo Arturo ‘El Cocha’ Molina y Alberto ‘Beto’ Villa. Ha sido siete veces ganador del Congo de Oro en el Carnaval de Barranquilla y es el artista homenajeado en la versión 2024 del Festival Vallenato, que tendrá lugar del próximo 30 de abril al 4 de mayo.

Contexto dialogó con el intérprete vallenato.

Beatriz Toro: Tú has mencionado que tus maestros en el canto son Diomedes, Jorge Oñate y Poncho Zuleta. Cuéntanos, ¿qué has aprendido de cada uno?

Iván Villazón: Yo con ellos aprendí la técnica vocal del canto desde lo básico. Ponía sus discos y cantaba encima de sus interpretaciones. Pero mi maestro por excelencia fue Jorge Oñate porque la tesitura de su voz es bastante similar a la mía. Su voz es técnicamente más completa que la mía pero se asimilan. Manejamos las mismas tonalidades y por eso yo me sentía más cómodo cantando sus interpretaciones. De Diomedes aprendí el rubateo de la voz, las bajadas tan particulares. El juega con la melodía, sube y baja, acelera y desacelera. Diomedes es el campeón en rubateo. De Poncho también aprendí técnicas particulares para cantar. Si tengo que quedarme con uno de ellos, diría que soy alumno de Jorge Oñate.

B.T.: Uno podría decir que hay canciones con las cuales Diomedes o Jorge Oñate se lucen más cantando, canciones que son perfectas para esa persona por su estilo de cantar. ¿Cuáles serían las tuyas?

I.V.: Son 40 años de vida artística y he grabado 38 discos, además de los sencillos y colaboraciones, pero me siento muy cómodo cantando las canciones del Maestro Rafael Escalona. Hay algo entre sus composiciones y mi manera de cantar que hacen que me sienta pleno: las tonalidades que él maneja, la forma de su fraseología, la melodía, la estructura de sus estrofas, sus subidas, sus bajadas, me siento en casa. De hecho en mi obra musical todas las canciones que he grabado del Maestro, son canciones que están por encima de las demás. Se nota que entre su forma de componer y mi forma de interpretar hay una hermandad. Igual que con las de Iván Ovalle, me siento como pez en el agua interpretándolas. Uno tiene sus compositores y es un misterio porque parece que las canciones hubiesen sido hechas a mi medida.

Otras veces elijo ciertas canciones con mayores niveles de dificultad para mí, por retarme, y porque uno sabe que sale de la zona de confort y así es que se crece como artista y cantante.
bogota-panoramica

Rafael Escalona frente a frente con Iván Villazón: dos épocas y una misma defensa del vallenato tradicional. Abajo, Villazón y Diomedes Díaz.

¿Cómo es el proceso para elegir las canciones de un álbum nuevo?

Son varios factores a tener en cuenta. Deben haber canciones románticas y dentro de estas unas que sean para lo nacional y otras para el Caribe. Es un estilo diferente y hay que tener en cuenta la diversidad del país. Las canciones románticas para el gusto del interior deben acercarse a un bolero, una ranchera o una balada. Para el bogotano, paisa, santandereano, debe tener algo que subliminalmente conecte con esa canción. Tengo mucho cuidado de que la canción, a pesar de tener esos elementos, mantenga su rúbrica vallenata. Hay otras canciones románticas más nuestras como las canciones de Rafael Manjarrez o Iván Ovalle. Para el Caribe es diferente.

El álbum también debe tener al menos un tema que sea de rescate folclórico para que a la gente no se le olvide cómo era el vallenato tradicional vernáculo. Ese que le canta a un amigo, a un caballo a la finca, al paisaje. Para recordar que no podemos dejar de grabar una ‘Diosa coronada’, ‘El alazanito’, ‘Alicia adorada’, etc. Tampoco puede faltar en el álbum un merengue porque es un ritmo que se está perdiendo y no podemos dejar de grabarlo. Es difícil conseguirlo hoy porque ya muchos grupos no graban un merengue, entonces los compositores no lo componen.

¿Y por qué no graban casi merengues?

Porque el paseo lo ha desplazado y es más comercial. Lo entienden más en el interior. Es muy difícil que un merengue sea éxito. En el interior no entienden el tiempo, el ritmo, la tocada. Pero nosotros sí lo mantenemos en nuestros álbumes. De hecho, Leandro (Díaz) hizo un merengue refiriéndose al tema, ‘El bozal’. Lo grabó Diomedes hace mucho tiempo.

En el álbum tampoco puede faltar una canción alegre, rumbera. Un paseo alegre, jocoso. La música vallenata invita a bailar y festejar. El Carnaval de Barranquilla es una de las fiestas más grandes de la Costa, por eso hay que incluir una canción alegre.

De Diomedes aprendí el rubateo de la voz, las bajadas tan particulares. El juega con la melodía, sube y baja, acelera y desacelera. Diomedes es el campeón en rubateo.

¿Cuáles son tus canciones favoritas para una parranda?

La parranda es otra cosa. En parranda no puede faltar Rafael Escalona, Leandro Díaz, Carlos Huertas, Gustavo Gutiérrez, Iván Ovalle, Rafael Manjarrez, Máximo Movil, Hernando Marín, Rosendo Romero. Compositores que han hecho la música vernácula. Gracias a Dios el vallenato es un universo muy amplio de creadores.

¿Para ti cuál es el personaje imprescindible del vallenato?

Rafael Escalona, indudablemente. No es un compositor, no es un cantante, no es un juglar. Es más que eso: un personaje. Además de su obra musical, que es espectacular, él como persona fue quien nos vendió en el resto del país. A través de su carisma y su manejo social con las personalidades más importantes del país, puso el vallenato en el mapa. Todos los presidentes tuvieron que ver con él, no importa de cuál filiación política eran. Eso no es fácil y sobre todo que nadie lo censurara. Tiene que ser alguien muy especial. Lo invitaban a Palacio, lo montaban en los aviones, le daban puestos. Mientras que mi papá Crispín Villazon estudiaba Derecho en la Nacional y echaba discursos para tumbar a Rojas Pinilla, Escalona estaba en Palacio componiéndole canciones a Rojas Pinilla. Se codeaba con periodistas muy importantes como Gabo y Cepeda Samudio. Era amigo de Zapata Olivella, Botero, Gloria Triana, Rafael Rivas, Miguel Santamaría y muchos otros. Escalona trasciende su obra musical. El vallenato es lo que es en Colombia porque nos posicionó y se dió a conocer en las altas esferas Bogotanas. Eso lo hizo Rafael Escalona. Al porro no le pasó lo mismo, siendo una música más elaborada. Eso se lo debemos a él.

bogota-panoramica

bogota-panoramica
El Maestro Rafael Escalona, embajador vallenato y uno de los responsables de la expansión de este género musical en Colombia.

¿Cómo percibes la labor de la Fundación Festival Leyenda Vallenata respecto al vallenato?

Creo que sin la labor de la Fundación y su Festival, la música vallenata no sería lo que es hoy en día. El Festival Vallenato es el templo de conservación de nuestro folclor. Es lo que atempera un poco la avalancha comercial. Una vez al año el país debe detenerse y mirar cómo es que se hace la música vallenata auténtica. Son un faro para nuestra música. Ellos han tenido el estoicismo de no dejarse manipular y mantenerse firmes en lo que debe ser el vallenato.

¿Qué tienes planeado para tu homenaje en el próximo Festival Vallenato?

Vamos a comenzar con un conversatorio musicalizado con Camilo Cano de El Espectador sobre diez canciones en particular, y el día de la final nos vamos a presentar con invitados especiales y algunas sorpresas especiales. Le vamos a dar cabida a los principales compositores que han sido importantes en mi trayectoria y a los acordeoneros que me han acompañado. Hicimos una alianza con una universidad con sede en Valledupar para hacer un evento académico también porque pienso que la difusión entre los jóvenes es importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *