miércoles, febrero 21, 2024
Entretenimiento

Diez días de festejos después, un ritual pone fin a la boda del príncipe Mateen de Brunéi

La boda del príncipe Abdul Mateen de Brunéi, estrella de Instagram por las fotos de su vida glamurosa, y su compatriota Anisha Rosah finalizó este martes con un elaborado ritual musulmán tras diez días de festejos en el sultanato.

La ceremonia incluyó el recital de textos religiosos y abluciones de los asistentes, incluidos el sultán Hassanal Bolkiah y otros miembros de la realeza, en el imponente palacio Istana Nurul Iman del pequeño y rico sultanato, que cuenta con vastos yacimientos de petróleo y gas.

Durante el ritual también se dispararon 21 salvas de cañón para conmemorar la unión de los príncipes, según el diario ‘Borneo Bulletin’.

La atractiva pareja ofrece un aire de modernidad en el tradicional ambiente del sultanato, algo que se puede observar en las fotos que comparte el príncipe Mateen en Instagram, donde cuenta con 2,5 millones de seguidores, más que la población del país (445.000 habitantes).

Así, el joven aparece en fotos con elegantes trajes con la Torre Eiffel de fondo, jugando al polo, volando en un avión de combate y hasta luciendo abdominales.

Las ceremonias nupciales entre el príncipe Mateen, el décimo de los 12 hijos e hijas del sultán y el cuarto entre los varones, y Anisha Rosnah comenzó el pasado 7 de enero.

‘Estrella’ en Instagram

En pequeño sultanato de Brunéi, rico por sus reservas de petróleo, la boda se ha alargado durante días.

Entre los numerosos actos de celebración, la suntuosa recepción real a la boda entre el príncipe Abdul Mateen, conocido por su perfil deportista y 2,5 millones de seguidores en Instagram, y la joven bruneana Anisha Rosnah.

La pareja real Abdul Mateen y su ya esposa, Anisha Rosnah, tras su boda hoy en Brunei.
La pareja real Abdul Mateen y su ya esposa, Anisha Rosnah, tras su boda hoy en Brunei. EFE/EPA/Rudolf Portillo

Ese día, miles de ciudadanos saludaron en las calles a los novios que desfilaron en un vehículo Rolls-Royce antes de llegar al lujoso palacio Istana Nuraul Iman, donde tuvo lugar el banquete nupcial.

La velada contó con la asistencia del sultán y padre de Mateen, Hassanal Bolkiah, así como miembros de la realeza de Jordán, Arabia Saudí y Bután, así como el presidente indonesio, Joko Widodo, y el primer ministro malasio, Anwar Ibrahim, entre otros.

La pareja

Anunciaron su compromiso de boda el pasado octubre, lo que provocó un interés por la novia, que es nieta del consejero especial del sultán Hassanal Bolkiah, Pehin Dato Isa, y estudió en la Universidad de Bath en Reino Unido, según la revista “Squire”.

También ha trascendido que la princesa, que no pertenece a la nobleza, ha emprendido un par de negocios, uno de moda bajo la marca Silk Collective y una agencia de viajes.

La joven bruneana Anisha Rosnah, antes de su ceremonia de boda hoy en Brunei.
La joven bruneana Anisha Rosnah, antes de su ceremonia de boda hoy en Brunei. EFE/EPA/Rudolf Portillo

El príncipe Mateen, por su parte, es el cuarto hijo de la segunda mujer del sultán, Hajah Mariam, de la que se divorció en 2003, y realizó Estudios Internacionales y Diplomacia en la Universidad de Londres.

En su formación militar, se graduó en la Real Academia Militar de Sandhurst y luego aprendió a pilotar helicópteros en la Fuerza Aérea Real de Cranwell en Reino Unido.

Aunque Mateen no es el heredero del trono, suele acompañar a su padre a eventos de alto nivel en calidad de consejero, entre ellos la cumbre de Japón con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, de la que Brunéi es miembro) el pasado diciembre en Tokio, o la de la propia ASEAN en Yakarta en septiembre, como atestiguan sus fotos en Instagram.

El sultán Hassanal Bolkiah, que se ha casado dos veces y se ha divorciado dos, dirige bajo la forma de monarquía absoluta esta conservadora nación islámica desde 1967 y fue nombrado primer ministro en 1984 tras su independencia del Reino Unido.

Este pequeño sultanato, que ostenta unos de los PIB per cápita más altos del mundo gracias al petróleo, se encuentra en la isla de Borneo, que comparte con sus vecinos Indonesia y Malasia.

Imagen de modernidad

La atractiva pareja ofrece un aire de modernidad en el tradicional ambiente del sultanato, algo que se puede observar en las fotos que comparte el príncipe Mateen en Instagram.

Así, el joven aparece en fotos con elegantes trajes con la Torre Eiffel de fondo, jugando al polo, volando en un avión de combate y hasta sin camiseta luciendo abdominales.

La mayoría de los comentarios son positivos pero también incómodas como un internauta que comenta una foto en la que Anisha Rosnah no lleva velo: “¿Así que los miembros de la realeza bruneana no tienen que llevar hijab?”.

Uno de los usuarios responde que, aunque Brunéi es conservador, no hay una ley que obligue a las mujeres a llevar hijab o velo islámico. Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *