sábado, marzo 2, 2024
Actualidad

Un análisis desmiente las afirmaciones del ministro de Salud sobre las UCI

En recientes declaraciones, el ministro de salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, sugirió que las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se expandieron rápidamente durante la pandemia Covid-19 como parte de un negocio, citando que las instituciones de salud recibían incentivos económicos por cada cama de UCI adicional. Jaramillo también puso en duda la calidad de la atención médica en estas unidades, mencionando que la apertura de estas camas sin el personal adecuado podría haber causado más perjuicios que beneficios.

En el centro de una polémica declarativa, el ministro de Salud colombiano, Guillermo Alfonso Jaramillo, ha sostenido que Colombia lideró la expansión de sus Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) durante la pandemia de Covid-19. No obstante, una minuciosa verificación de datos y análisis de estudios específicos, realizada por Agencia EFE, arroja luz sobre la veracidad de estas afirmaciones.

“Triplicaron las camas de la Unidad de Cuidado Intensivo porque fue un negocio. Ningún país del mundo tuvo que ampliar las Unidades de Cuidados Intensivos como las ampliamos aquí”, fue la declaración precisa que dijo el actual ministro de salud.

En una primera instancia, Jaramillo afirmó que Colombia triplicó sus UCI, una declaración que se desvincula de la realidad respaldada por cifras oficiales. Según información del Ministerio de Salud colombiano, en el apogeo de la contingencia, el país logró habilitar 13.105 camas de cuidados intensivos, aproximadamente 2,5 veces más que al comienzo de la pandemia. Esta discrepancia pone en entredicho la aseveración del ministro.

Contrario a las afirmaciones de Jaramillo, España emergió como un claro ejemplo de superación en la ampliación de UCI en comparación con Colombia. Las estadísticas gubernamentales españolas revelan que, durante la primera ola de contagios en marzo de 2020, el país logró alcanzar la impresionante cifra de 13.801 camas de cuidados intensivos, en marcado contraste con las 4.447 camas contabilizadas en 2019. Detalles adicionales del Informe Anual del Sistema Nacional de Salud español confirman un crecimiento global 2,8 veces mayor que la dotación previa a la pandemia.

La ampliación de UCI no se limitó a Colombia, sino que se convirtió en una respuesta global ante la emergencia sanitaria. Un estudio publicado por la revista científica Health Policy, según informa EFE, en colaboración con el Observatorio Europeo sobre Sistemas y Políticas Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), desglosa cómo diversos gobiernos, entre ellos Irlanda, los Países Bajos y Suecia, lograron duplicar su capacidad UCI, dependiendo de sus condiciones previas a la crisis sanitaria.

Este fenómeno desmiente la concepción de que la ampliación de UCI fue única de Colombia y respaldó la adaptación de recursos, como quirófanos o salas de recuperación, según la guía técnica de la OMS publicada en 2020.

En resumen, las declaraciones del ministro colombiano carecen de sustento a la luz de la realidad de los datos y comparativas internacionales. España y otros países superaron a Colombia en el aumento de UCI, desafiando la percepción de que la iniciativa respondía a intereses económicos, y más bien, se enraizó en recomendaciones técnicas internacionales para afrontar la crisis de salud global.

Ministro de Salud Guillermo Alfonso Jaramillo cuestiona manejo de EPS en Colombia

El ministro de salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, realizó una crítica al manejo de los recursos de las EPS, Jaramillo reveló que el gobierno desembolsó 84 billones de pesos a estas entidades, señalando la falta de claridad en la inversión de estos fondos.

Resaltó, además, que bajo la nueva propuesta de reforma sanitaria, las EPS cambiarían su función a auditoras de recursos, mientras que la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres) giraría los fondos directamente a las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS). Estas declaraciones se suman a la discusión de la reforma a la salud que ha sido aprobada en la Cámara de Representantes y ahora se debate en la Comisión Séptima del Senado.

Entidades como la Academia Nacional de Medicina y la Asociación de Epidemiología de Colombia (Asocepic) expresaron su desacuerdo con las declaraciones de Jaramillo, argumentando que contravienen la evidencia científica y minan la confianza en la vacunación. Con  Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *