miércoles, febrero 21, 2024
Nacional

Actores del sector salud lanzaron nuevos reparos a la reforma del Gobierno

La polémica reforma a la salud impulsada por el Gobierno de Gustavo Petro está avanzando con paso firme en la Cámara de Representantes, en donde ya se han aprobado más de 100 de sus artículos.

Justamente, durante la sesión del 29 de noviembre se aprobó un conjunto de artículos en plenaria que generó preocupación en el Pacto por una Mejor Salud, una asociación conformada por usuarios, pacientes, aseguradores, entidades prestadoras de servicios de salud, profesionales, empresas farmacéuticas y más de 80 organizaciones y dirigentes del sector.

Concretamente, los artículos que preocuparon al Pacto fueron los 58, 60, 69 y 70, por diferentes motivos que fueron difundidos a través de un comunicado.

El primero es que “el futuro de la salud de Colombia lo que está en juego” por lo cual, dice la asociación, la discusión no puede reducirse a un debate de agenda política. “Insistimos en un diálogo amplio y honesto, basado en la evidencia, en el que cada voz cuente y se escuche. No podemos aceptar un debate superficial”, manifestó el Pacto por una Mejor Salud.

Por otra parte, insistieron en la necesidad de trabajar por una reforma que “construya sobre lo construido” y garantice la progresividad en el derecho a la salud para todos los colombianos.
Te puede interesar: Reforma a la salud: con el 75% del proyecto aprobado, se suspendió la sesión y se repogramó

También expresaron su preocupación por el contenido de la reforma de salud que cursa actualmente en el Congreso de la República y sobre todo por el bloque de artículos que fue aprobado el 29 de noviembre. “La forma como se ha llevado a cabo la votación desvirtúa el debate democrático”, expresaron.

De igual forma, dijeron que la decisión de crear un fondo único que tiene tres bolsas o subcuentas: atención primaria, red pública hospitalaria y otros (mediana y alta complejidad, incapacidades, licencias y huérfanas) “fragmenta los recursos financieros y destruye el aseguramiento. Desfinancia así mismo la prestación de servicios para la población enferma”.

Sobre el papel que tomaría la Adres de asumir los giros a hospitales, centros de salud, equipos médicos y servicios de mediana y alta complejidad, manifestaron su preocupación, dado que esa entidad no cuenta con las capacidades técnicas, el personal, ni el gobierno corporativo para desempeñar tal labora labor, sin contar con que no tiene en cuenta los objetivos de equidad, acceso y calidad.

En otro punto, expresaron que se limita la modalidad de contratación al pago por evento con control de precios por tarifario. “Esta modalidad incrementa las frecuencias y el costo de los servicios, elimina otras formas de contratación que ahorran recursos al sistema y excluye a las mejores clínicas y hospitales que, dada su estructura de costos, no podrán vender a los precios regulados”, expresó el Pacto por una Mejor Salud.

Así mismo, mostraron un gran descontento por la medida que permitiría pagar cuentas sin auditoría previa y con un anticipo del 85% sobre cada factura radicada en la Adres. Para ellos, ese arreglo “conlleva a la insostenibilidad del sistema y favorece la corrupción”.

Tampoco les gusta que los recursos de atención primaria en salud vayan a ser administrados por los municipios, pues para ellos eso implica que los Centros de Atención Primaria en Salud (CAPS) y los equipos médicos extramurales sean empleados o contratistas de las alcaldías, una responsabilidad que era asumida por las EPS y que ahora se “traspasa sin la infraestructura, el personal, las capacidades y el conocimiento para desarrollar la labor”.

Por último, manifestaron que “el Ministerio de Hacienda entrega un análisis de factibilidad que no responde a los requerimientos de un aval fiscal con lo cual se mantiene sin claridad la viabilidad de la reforma y la sostenibilidad financiera del sistema de salud”.

Para el Pacto por una Mejor Salud, las propuestas aprobadas en la Cámara de Representantes no solucionan las dificultades que tienen los pacientes y usuarios para su acceso a los servicios de salud “y mucho menos atiende la grave situación financiera por la que atraviesa el sistema de salud que afecta a toda su cadena de valor”.

En consecuencia, dicen que saldrán afectados los aseguradores, clínicas, hospitales, proveedores de insumos y los usuarios y pacientes, porque afirman que no con regularidad las atenciones y medicamentos como lo venían haciendo. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *