lunes, febrero 26, 2024
Internacional

La extrema derecha de Wilders gana con holgura las elecciones en Países Bajos

El Partido por la Libertad (PVV), del antiislamista y eurófobo Geert Wilders, es, con diferencia, el partido más grande del Parlamento neerlandés, según los datos del recuento oficial de votos, que le da 37 de los 150 escaños disponibles, por delante del bloque de izquierdas PvdA-GL (25) y los liberales de derechas VVD (24).

Con un recuento del 98,5 % de los votos escrutados, el número de partidos que obtienen acceso al Parlamento neerlandés pasa este jueves a 15 de los 26 grupos que se presentaron a las elecciones generales de ayer, con el antiracista BIJ1 y el partido de los intereses de los mayores 50Plus perdiendo su representación parlamentaria.

El PVV ha logrado el mayor número de escaños en las elecciones legislativas, con 37 frente a los 17 que tenía hasta ahora, y le sigue de lejos, con 25 escaños, el bloque de izquierdas formado por el socialdemócrata PvdA y los verdes GroenLinks (PvdA-GL), con el exvicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans al frente, que sube 8 escaños.

El partido liberal de derechas VVV, al que pertenece el primer ministro saliente Mark Rutte y que ha encabezado la turco-neerlandesa Dilan Yeşilgöz en una campaña con promesas de política dura con la inmigración y el asilo, ha sufrido un golpe electoral, bajando 10 escaños hasta quedarse con 24 diputados.

El líder del PVV, Geert Wilders (R), responde a los resultados de las elecciones a la Cámara de Representantes en Scheveningen
El líder del PVV, Geert Wilders (d), responde a los resultados de las elecciones a la Cámara de Representantes en Scheveningen. EFE/EPA/Remko Waal

En cuarto lugar está Nuevo Contrato Social (NSC), partido del democristiano Pieter Omtzigt, que entra por primera vez a la Cámara con 20 escaños. Además del VVD, los otros tres partidos que forman la coalición del gobierno en funciones con Rutte, que es la misma que gobernó Países Bajos entre 2017 y 2021, también han sido castigados en las urnas.

El liberal de izquierdas D66 ha perdido 15 escaños y ahora tiene 9, el democristiano CDA pierde 10 y se queda con 5, y el cuarto socio, Unión Cristiana, pasa de 5 a 3.

El partido de los granjeros BBB, que solo tenía a su líder Caroline van der Plas en la Cámara, se ha hecho con otros seis escaños más, lo que le puede garantizar un hueco en la mesa de negociación del futuro gobierno.

Los periódicos locales hablan este jueves de “avalancha política” y de que “Países Bajos ha dado un giro a la derecha”, y subrayan los dilemas a los que se enfrentan ahora los grandes partidos que quedaron por detrás de Wilders en las urnas, puesto que el PVV no podrá gobernar en solitario y necesita, como es habitual en este país, al menos dos socios de coalición.

posan para una foto de grupo durante el debate final de la Fundación Holandesa de Radiodifusión NOS
Los candidatos posan para una foto de grupo durante el debate final de la Fundación Holandesa de Radiodifusión NOS. NOSEFE/EPA/Remko Waal

Toda la atención está puesta en el VVD y NSC, dos partidos de centroderecha, que podrían sentarse a la mesa de negociación con el PVV, aunque Yeşilgöz señaló anoche que no se ve en un gabinete en el que Wilders sea el primer ministro.

“El elector ha hablado y ha dicho: ¡estamos hartos!”, señaló el líder de la extrema derecha al conocer los datos.

No obstante, Wilders también dijo anoche que no impulsará medidas antiislámicas como la prohibición del Corán o el cierre de las escuelas islámicas (ambos puntos en su programa electoral) y prometió “adherirse a la Constitución”, en un intento de avanzar en el periodo de formación, que comenzará oficialmente este viernes. Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *