24 de julio , 2024
General

En Capilla Ardiente cesarenses rinden tributo al exgobernador Lucas Gnecco

En el auditorio Luis Rodríguez Varela, de la Biblioteca Departamental, el pueblo cesarense rinde homenaje póstumo al exgobernador Lucas Gnecco. quien falleció la tarde del viernes en una clínica de Medellín, a causa de afectaciones cardíacas.

En Capilla Ardiente, autoridades locales y pueblo en general, rinden tributo a quien fue dos veces gobernador del Cesar, destacado político y gran ser humano, que aunque es de origen guajiro, su arraigo al Cesar le permitió desarrollar grandes obras para este territorio.

“El pueblo del Cesar rinde tributo de gratitud eterna a su inolvidable primer gobernador popular y dos veces gobernador, cuya entrega a la comunidad y visión de desarrollo marcó el sendero de futuros mandatarios” con este sentido mensaje, el Gobierno del Cesar despide a Lucas Gnecco.

A las 3:00 de la tarde se llevarán a cabo los actos protocolares, por parte de la Gobernación del Cesar, para recordar al exgobernador por su labor realizada en pro del departamento.

Mañana domingo 9 de julio, se realizará a las 9:00 de la mañana la ceremonia religiosa en la catedral Ecce Homo, y a las 10:00 de la mañana será el sepelio en Jardines del recuerdo.

Lucas Gnecco fue gobernador del Cesar en los periodos 1992-1995 y 1998-2000. Es padre del congresista José Alfredo Gnecco y del concejal de Valledupar, José Eduardo ‘Lalo’ Gnecco.

De igual manera, fue concejal del municipio de La Paz (Cesar), diputado y representante a la Cámara por el departamento del Cesar. Fue creador del Grupo Organizado Liberal Popular.

Lucas Gnecco nació en Maicao, La Guajira, en el año de 1942, era el mayor de los hermanos Gnecco Cerchar. Su carrera política la desarrolló en el departamento del Cesar, territorio que lo adoptó y por el cual luchó desde distintos escenarios políticos

Fue el primer gobernador de elección popular que tuvo el Cesar para el periodo 1992-1995, tras vencer al líder conservador Alfonso Campo Soto. Aspiró en representación del partido Liberal y recibió el respaldo de fuerzas tradicionales y movimientos políticos como Pepe Castro, alcalde de Valledupar para la época, y el exsenador Alfonso Cotes Araújo, el congresista Álvaro Araújo Noguera y el excontralor general Aníbal Martínez Zuleta.

Por su buena gestión, fue electo nuevamente para el periodo 1998-2000, tras una reñida contienda en la que superó a Consuelo Araujonoguera.

Este periodo no pudo ser culminado por ‘Luquita’, como cariñosamente le decía su familia, ya que la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia lo condenara a 42 meses de prisión por constreñimiento al elector. El resto del mandato quedó en manos de Cesar Gustavo Solano y Rafael Bolaños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *