sábado, junio 22, 2024
Variedades

La UE no se decide a usar su «nueva arma de sanciones» antirrusas contra terceros países

Es poco probable que la Unión Europea se decida a poner en práctica su «nueva arma de sanciones» contra Rusia, que le permite castigar a los países que ayuden a Moscú a evadir las restricciones occidentales, optando en su lugar por «el arte de la persuasión», informa Politico.

Bruselas adoptó esta semana su undécimo paquete de sanciones antirrusas, en el que se incluye la posibilidad de prohibir la venta, suministro o transferencia de tecnologías y materiales a terceros países que, posteriormente, estarían enviando esos bienes a Rusia.

El nuevo mecanismo europeo estipula la imposición de castigos contra las naciones que no cumplan con las medidas antirrusas de Occidente o no puedan explicar el aumento en el comercio de bienes, cuyas exportaciones están prohibidas a Rusia. Sin embargo, no todos en la UE están a favor de la aplicación de esta herramienta, que debería utilizarse solo como «último recurso», señala Politico.

«Enorme riesgo potencial»

Algunos gobiernos del bloque comunitario temen que dicho mecanismo perjudique las relaciones entre Bruselas y los terceros países afectados, empujándoles a una mayor cooperación con Rusia y China. «No queremos arriesgarnos a lanzarnos a por las medidas punitivas, que tienen un enorme riesgo potencial de empujar a esas empresas, especialmente a las de Asia Central, a los brazos de [Vladímir] Putin. Y eso es exactamente lo que no queremos», dijo un diplomático de la UE.

En su lugar, la Unión Europea ha decidido centrarse en el monitoreo de la implementación de las sanciones por parte de terceros países, así como en priorizar la diplomacia y persuasión para que otras naciones no ayuden a Rusia a eludir las restricciones occidentales. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *