lunes, abril 22, 2024
Nacional

El 60% de los bogotanos quiere huir de la ciudad: Carlos Carrillo

Tras seis meses de trabajo de campo, en los cuales fueron consultados más de mil ciudadanos de todas las localidades, estratos y perfiles a través de diversos mecanismos de participación (hubo grupos focales y sondeos hechos a través de redes sociales), el candidato a la Alcaldía avalado por el Polo Democrático Alternativo, el concejal Carlos Carrillo, hizo un diagnóstico de ciudad que no dejó muy bien librada a la administración de Claudia López.

En específico, este ejercicio, adelantado entre noviembre de 2022 y abril de 2023, dio como resultado la identificación de 633 realidades de ciudad, 675 causas y 265 soluciones a las problemáticas planteadas, en las que se destacaron principalmente la falta de participación ciudadana; la desinformación y manipulación por parte de las entidades públicas; la falta de acceso a servicios que garanticen los derechos humanos; la corrupción; la mala ejecución y planeación y la falta de empleabilidad y garantías económicas, entre otros.

Dicho esto, llama la atención las respuestas que hubo ante una serie de preguntas especificas tales como, qué es lo que más le indigna de Bogotá, qué esperan de la Alcaldía Mayor, cuáles han sido sus experiencias con las entidades distritales y una que arrojó resultados muy dicientes:

¿Has pensado en irte de Bogotá para mejorar tu calidad de vida?

Pues bien, más de la mitad de las respuestas apuntaban a que las personas sí se querían ir de Bogotá por carencia de la calidad de vida, pues el 60,8% respondió que sí se iría en busca de una mejor calidad de vida, mientras que el 34,3% respondió que no.

En este sentido entraron a colación algunas conclusiones de los ciudadanos que son altamente preocupantes.

Por ejemplo, la mayoría indicó que el Transporte es indigno; que existe un deterioro de la calidad de vida y de la salud mental; que el modelo de infraestructura no es seguro para las mujeres, y que la ciudad es desigual y existen dos ciudades: la Bogotá del Norte y la Bogotá del Sur, lo que evidencia la falta de planeación para que haya una sola ciudad para todos.

En conclusión, hoy existe un rechazo de la ciudadanía a los temas políticos, a la democracia, a la clase política, que se expresan en una participación muy baja en las elecciones, altos niveles de desaprobación a los gobernantes y el crecimiento de una desconfianza profunda por las instituciones.

¿Crees poder desarrollar tu proyecto de vida en Bogotá?

Pese al porcentaje de personas que se iría de la ciudad para mejorar su calidad de vida, el 80% de las personas consultadas está convencida de que podrán desarrollar su proyecto de vida en la ciudad, mientras que el 9,8% respondió que no.

Aún así, a este respecto de proyecto de vida algunas de las realidades más dicientes que enumeraron los bogotanos fue que las personas en situación de pobreza sufren las decisiones que toma un sector minoritario con poder económico y político.

Hay una falta de acceso a oportunidas laborales dignas para los jóvenes los obliga a delinquir para comer o cubrir sus gastos, la privatización de bienes y servicios públicos, y las altas tarifas de aseo y de transporte, entre otros.

¿Qué es lo que más le indigna de Bogotá?

Lo que se llevó el mayor porcentaje estuvo relacionado con la política capitalina, pues el 34% de las respuestas se refierieron a los políticos con calificativos como oportunistas, mentirosos, manipuladores, interesados, hipócritas, inútiles, egoístas y mezquinos, y alrededor de la mitad de los comentarios estuvieron directamente relacionados con la alcaldesa Claudia López.

A otro 21% le indigna el transporte, al 14% le indigna la corrupción y la impunidad, al 8% la calidad de vida y a un 7% restante la falta de civismo.

¿Qué esperan de la Alcaldía?

A este respecto, fue reiterativo que las instituciones fueron descritas como ineficientes, incumplidas, desconectadas de las realidades socio-territoriales y dirigidas al clientelismo, el autoritarismo y la corrupción.

En este orden de ideas, el 61,8% de las personas que participaron en el sondeo en línea dijeron que habían tenido una mala experiencia con una entidad distrital, mientras que el 20% indicó que nunca habían recurrido a servicios de entidades distritales. El 18,2% dijo que no. En este sentido, algunos de los ciudadanos consultados se refirieron a tratos de irrespeto, maltrato e indiferencia.
¿Te consideras bogotana o bogotano?

Aunque los ciudadanos compartieron su preocupación frente a la pérdida del sentido de pertenencia, la falta de amor, de valoración de lo común y la falta de pertenencia de la gente hacia la ciudad, todas ellas condiciones que se traducen en un descuido de los espacios públicos de la ciudad, malas acciones individuales, el desinterés y la falta de empatía hacia los demás, el 95,6% se considera bogotano.

Otro 2,3% dijo que no, y a este respecto algunas de las realidades más dicientes arrojaron que se vive alerta y desconfiado, no hay un sentido de pertenencia de lo público, hay una falta de respeto por el otro, individualismo colectivo y n hay corresponsabilidad lógica en las normas.

La finalidad del ejercicio

Estos espacios de participación se crearon con el objetivo de ampliar las discusiones en torno a las dinámicas, fenómenos y experiencias que viven los ciudadanos en los diferentes lugares que se habitan y los datos recopilados son los principales indicadores para medir la relación de confianza en el Estado y para para construir una visión de ciudad colectiva, incidente y estrecha entre los ciudadanos y la Administración.

Teniendo en cuenta los resultados mencionados, el concejal resaltó que hoy existe un rechazo de la ciudadanía al hecho político, a la democracia, a la clase política y el crecimiento de una desconfianza profunda por las instituciones.

Por este motivo manifestó que reconstruir la confianza de los bogotanos con las instituciones distritales es urgente, así como replantear valores como la solidaridad, la empatía y la aceptación del otro en la interacción de los ciudadanos en comunidad.

Asimismo insistió en que la Alcaldía debe garantizar honestidad, transparencia y escucha en el centro de sus vínculos con la ciudadanía y lo debe hacer desde su accionar: gobernando, haciendo, cumpliendo, protegiendo, respetando, sirviendo a la ciudadanía con ética, justicia y honestidad. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *