sábado, mayo 18, 2024
Opinión

Del Empleo Público al boom de la Minería: La Jagua de Ibirico un caso de Histéresis Social

“Quienes se aferran al paradigma actual, al que está en uso, son incapaces de percibir los beneficios del nuevo paradigma.”
Joe Arthur Barke


La gente generalmente vive una ambivalencia: siente el impulso de cambiar por el deseo de obtener algo mejor, pero se queda paralizada por miedo a lo desconocido. Es mucho más fácil vivir conforme al estatus social. “¿Para dónde va Vicente? Para donde va la gente” es un dicho popular que indica falta de criterio. Como lo explica Google, esta falta de criterio también es aplicable en la vida profesional y en la búsqueda de empleo. Y precisamente la búsqueda de empleo es un fenómeno social que se caracteriza por la histéresis del cambio.

La histéresis es un fenómeno por el que el estado de un material depende de su historia previa y que se manifiesta por el retraso del efecto sobre la causa que lo produce. Para explicarlo de manera más sencilla, golpee en una superficie de agua, se genera un espacio igual a la fuerza que imprima, pero el agua recupera su estado inicial. Ahora bien, si golpea un metal, éste se deforma por la fuerza causada, pero al cesar la fuerza queda una hendidura. Esta deformación obedece a la histéresis del material. En economía, el concepto de histéresis se aplica principalmente en el campo del mercado laboral con el fin de describir la dependencia que tiene la llamada tasa natural de desempleo con su trayectoria en el tiempo, explicada por la tradicional Curva de Phillips, (Beltrán González Angélica. Histéresis en el desempleo: una revisión de estudios para Colombia. Trabajo de grado para obtener título de economista, Bogotá, 2012).

Al escuchar, de parte de Ismael Van-Strahlen, coordinador académico de la sede del COMM SENA Regional Cesar, el trasegar laboral de Milagros Julio Jiménez, durante el evento de reconocimiento en ocasión a su retiro de la entidad por pensión, empecé a construir mentalmente cómo abordar mi intervención, en calidad de subdirector del COMM, punto siguiente de la agenda prevista.

Antes del boom del carbón, y durante los primeros años de explotación de los yacimientos del territorio, la principal fuente de empleo del municipio de La Jagua de Ibirico era lograr una “corbata” o un contrato estatal. Los operarios mineros llegaban de otras latitudes a raíz de la falta de cualificación de los oriundos. Y precisamente romper con esta inercia laboral fue un trabajo arduo en cabeza del SENA, con sobrados méritos de Milagros Julio Jiménez.

Los alcaldes de turno del municipio de La Jagua de Ibirico reclaman a las empresas el por qué vinculaban foráneos como operadores de los camiones mineros; y estas argumentaban que en la zona no se contaba con personal calificado. Con el liderazgo, compromiso y profesionalismo de Milagro Julio se inició. a finales de los años 90, un proceso de formación en el SENA de operadores de equipo pesado para minería tarea que no fue sencilla, pero que en virtud de la constancia se pudo romper el punto de inflexión laboral. Cinco años después la demanda de curso de operador de equipo pesado para minería superaba 100 veces el cupo ofertado para una formación; y en un curso para capacitar 25 personas, se inscribían hasta 2.500 aspirantes.

Esto dio origen a ofertar también capacitación para mantenimiento de equipo pesado para minería; y de esta manera se fue cualificando un importante número de jóvenes de la región, denominada corredor minero, integrada por los municipios de La Jagua de Ibirico, Becerril, Agustín Codazzi, El Paso y Chiriguaná. De esta manera las empresas mineras dieron respuestas a los gobiernos locales de vincular oriundos, haciendo algunos de éstos carrera corporativa, escalando a cargos superiores como supervisores y jefes de departamento.

En mi escrito La música vallenata, un diamante en bruto de la economía cesarense (Revista Contacto, 2018) inicio con la siguiente afirmación: “Con la eminente destrucción creativa del carbón (y de los combustibles fósiles en general) ante las nuevas tecnologías limpias de energías alternativas, es menester repensar en el Cesar las locomotoras productivas que jalonarán la economía en el futuro próximo.” Y dicho futuro ya está aquí, es ahora.

Sin embargo, la mayoría de los jóvenes del corredor minero sólo ven la opción del empleo minero, que en las dos décadas anteriores generó miles de empleo, tantos directos como indirectos. Pero las empresas mineras tienen, a lo sumo, diez años de operación, por lo que el personal vinculado culminaría hasta el cierre y por ello no demandarán nuevo personal. Hoy la histéresis de la minería se torna en una problemática social.

Para sortear con éxito esta problemática es menester abordarla desde dos perspectivas. La primera desde una vista colectiva liderada por el gobierno, empresarios, la academia y comunidades organizadas, centrados en una visión compartida de generar valor a partir de la vocación productiva del territorio soportado en el adecuado uso de las nuevas tecnologías. Y la segunda, desde un aspecto individual, exhortando la importancia de despertar y hacerse responsable de su propia vida para desarrollar capacidades que le habiliten, tanto técnica como socioemocionalmente, para los trabajos de este mundo VICA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo).

Con gran maestría Alejandro Malamed utiliza como preludio de su libro El futuro del trabajo y el trabajo del futuro, con el título El rompecabezas, la anécdota del niño que demanda tiempo de su padre, quien preocupado se dedica a resolver los problemas del mundo, mostrando como colofón que el camino para lograrlos es comenzar a recomponer al ser humano.

La innovación, en términos de Mariana Mazzucato, debe ser la bandera que motive todas las acciones colectivas para definir de manera concertada el valor de las cosas y construir una misión de la economía al servicio de todos, que sea inclusiva y con alta productividad para superar pobrezas. Al respecto Malamed precisa: “La gestión inteligente del trabajo está orientada también a producir mayores rendimientos productivos, tanto sociales como en el medioambiente.”

La innovación es dinamismo, afirma categóricamente Carlos Master Muñoz en el libro 100 ideas de negocios para arrancar hoy. Innovación, tendencias y futuro del emprendimiento, y lo expone de la siguiente forma: “Hay un concepto de Wayne Gretzy, el exjugador de hockey, que me parece perfecto para explicar la innovación. Alguna vez le preguntaron por qué era tan buen jugador y él respondió que era porque nunca patinaba hacia donde estaba desarrollándose la jugada en un momento determinado, sino hacia donde iba a llegar el disco. ¿Se entiende? Lo importante no es poner el foco en lo que está pasando en este momento, sino en las nuevas oportunidades que eso que está pasando va a generar más adelante.

Por su parte, Wolgang Grulke en el libro 10 lecciones del futuro. El mañana es algo que se puede elegir. Hágalo suyo, acota: “No hay escasez de puestos de trabajo o de oportunidades en el mundo, sino sólo escasez de capacitaciones y de ideas. El problema reside en que las capacitaciones que impulsarán la nueva economía no están basadas en el poder de los músculos, sino en la capacidad para aprovechar el poder de la mente. Necesitamos capacitaciones relacionadas con el pensamiento, fundamentalmente aptitudes de conocimiento y de servicio radicalmente distintas.”

Con anticipación, en el 2017 reflexionaba al respecto, y para plasmar mis ideas hice el escrito arriba aludido (La música vallenata, un diamante en bruto de la economía cesarense), en donde anoté: “Así como en otrora, el sector agropecuario se perfila como la principal estrategia, y la más pertinente, para sustentar la economía del Cesar en el corto, mediano y largo plazo; lógicamente, es menester ahora y para el futuro apropiar e incorporar prácticas soportadas en las nuevas biotecnologías y en las TIC. Una segunda estrategia, es abordar la agroindustria, de tal modo que a partir de la transformación in situ de gran parte de la despensa agropecuaria se puedan generar empleos dignos mediante un recurso humano cualificado ocupado en operaciones y en mantenimientos de procesos automatizados, así como en las exportaciones de productos alimenticios y de insumos agroindustriales. El turismo no puede faltar en esta agenda productiva, pero con un enfoque estratégico apalancado en las fortalezas culturales y artísticas, …

Pero todo lo anterior es posible, y más expedito, si se impulsa el crecimiento personal, si la gente asume la responsabilidad de su propio desarrollo, si cada individuo despierta ESE ALGO. Cuando un hombre o una mujer define su proyecto de vida y con persistencia emprende para hacerlo realidad, empezará a ver oportunidades por doquier. El mercadeo en red es una excelente estrategia para iniciar por sí mismo con un bajo capital, pero demanda visión de futuro, fe, confianza en sí mismo, optimismo, disciplina, constancia y persistencia. Vale la pena explicar al respecto en un próximo escrito. Recordemos que nadie puede hacer por nosotros lo que debemos hacer por sí mismo. Somos los creadores de nuestra propia realidad.

Por: Carlos Rafael Melo Freyle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *