jueves, mayo 30, 2024
Judicial

Dos de los 5 implicados en el hurto el robo del carro de la Brinks con $1.600 millones, son trabajadores de la empresa

En el Juzgado Segundo Penal Municipal Ambulante de Control de Garantías de Valledupar, se llevó a cabo la audiencia de legalización de captura en contra de los implicados en el robo del camión blindado de valores, perteneciente a la empresa Brinks, en hechos registrados el 30 de abril pasado.

En el desarrollo de la audiencia la Fiscalía Séptima local URI, el fiscal del caso reveló que los cinco delincuentes involucrados pretendían robar el vehículo que contenía $1.672 millones, que habían sido retirados del Banco de la República de Valledupar para abastecer los cajeros automáticos de la ciudad.

Los indiciados son: Leandro Luis Argüelle Vergara, de 34 años, trabajador de la empresa y quien se encontraba de descanso ese día. Shirly Naybeth Clavijo Alvarado, de 28 años. Deyci Lilibeth Nieves Villalobos,

Federico Guillermo Gebauer Caña, de 55 años, estos tres últimos estaban vestidos con prendas de color negro y pasamontañas.

También Pedro Luis Ospina García, de 48 años, conductor del vehículo y trabajador de la Brinks. Todos son procesados por concierto para delinquir, hurto calificado y agravado, daño en bien ajeno y homicidio en grado de tentativa.

El fiscal indicó que el día que se registró el caso los delincuentes fueron capturados en flagrancia.

«Todo inició a eso de las 6:52 a.m., cuando la Policía realizaba patrullajes y reciben información que están robando un carro Brinks por la parte del parqueadero del almacén Éxito del Centro, y al llegar observan a la patrulla y verifican que sí es cierto y el carro blindado empieza a huir. Estas personas disparan y hay un cruce de disparos, un vigilante de la Brinks se queda en el parqueadero y los otros se suben al vehículo, dice esta persona que sus compañeros no realizaron los protocolos de seguridad y huyeron dejándolo a él», dijo el representante del ente acusador.

Fue así como la Policía inició la persecución y se inicia un plan candado el carro.

«Los de la Brinks iban subiendo por la carrera Novena y no hacen caso a la señal de pare de la Policía, disparaban desde el interior de este carro y al paso iban ocasionando daño a otros vehículos y salen de la zona urbana y en la vía que conduce a La Guajira, y en frente a un colegio privado se logró detener el vehículo por parte de las autoridades», dijo el fiscal

Una vez detenido el carro blindado fue rodeado por las unidades policíacas y hacían caso omiso del llamado de los uniformados, su intención no era de rendirse y pedían una camioneta para escapar. Llegó el Gaula y la Personería de Valledupar.

«Fue necesario manejar el protocolo de negociación, en un lapso de 4 horas, los victimarios se quedaron en el carro. Deciden salir del vehículo entregándose voluntariamente uno a uno», dijo la Fiscalía.

Federico Guillermo Gebauer Caña se identificó como trabajador de la Brinks, tenía lesiones es en la cabeza y fue trasladado a la clínica Erasmo y ahí lo capturan por su presunta participación en los hechos.

Hasta el momento de la publicación de esta nota periodística la audiencia seguía en curso en la etapa de legalización de elementos incautados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *