jueves, mayo 30, 2024
General

Con acordeón prestado subió a tarima Jairo Gacel

Llegar a Valledupar con la ilusión de mostrar lo mejor y alcanzar la corona en la categoría Acordeonero Aficionado, fue lo que inicialmente vivió Jairo Gacel Moreno, natural de El Difícil Magdalena, al momento de presentarse en primera ronda del concurso de acordeón en el marco del 56° Festival de la Leyenda Vallenata, que este año se realiza en homenaje a Luis Enrique Martínez, ‘El Pollo Vallenato’.

La tarde del martes, luego de presentarse en el parque de Los Algarrobillos, mostrando sus habilidades en los aires Paseo y Merengue, acudió a al Centro Recreacional La Pedregosa a respaldar a un compañero en la categoría juvenil, sin imaginarse que pasaría el trago más amargo de su vida, fue víctima de la delincuencia y perdió tres acordeones y la caja de su compañero de fórmula, con quien sigue en pie en el Festival Vallenato.

En ese momento, el mundo se le derrumbó y su primera opción fue pensar en retirarse de la competencia, no tenía su principal ‘arma’ para seguir en contienda y mucho menos la manera de adquirir otro instrumento a pocas horas de volver a subir a tarima a la ronda de Son y Puya.

Pero al mismo ritmo en el que enfrentaba el peor de sus momentos, los gestos de solidaridad y apoyo de sus colegas no se hicieron esperar y rápidamente fue apoyado por un compañero de la categoría profesional, quien sin escatimar le ofreció, en calidad de préstamo por un día, uno de sus acordeones para que subiera a tarima orgulloso con el instrumento en pecho a demostrar que las adversidades se superan.

Obviamente el estado de ánimo ya no era el mismo, sin embargo, a Jairo se le vio concentrado y aferrado a un instrumento, que aunque no era el suyo, representaba la esperanza para seguir en pie y despedirse de la categoría adicionado con el mejor de los resultados.

“Cuando ocurrió el imprevisto, la idea era dar un paso al costado, porque se crea una frustración que derriba las ilusiones con las que uno viene a participar. Varios amigos me apoyaron, me dieron fuerzas para que no me rindiera, entre ellos mi colega Jesús Ocampo, de la categoría profesional, quien me facilitó el acordeón con el cual me presenté el día de ayer, pero para iniciar la segunda ronda el tema se complica y hasta anoche no sabía como volver a subir a tarima”, manifestó con su voz entrecortada por el difícil momento que está pasando, en medio de una fiesta que todo debe traducirse en alegrías.

Considera que es muy triste lo que pasó, porque cada concursante tiene su propia historia para alcanzar un cupo estas competencias que son referencia a nivel nacional. “Traigo un recorrido de muchos años, he participado en las categorías infantil, juvenil y este año aspiro retirarme de aficionado para mostrarme en la profesional. Soy Virrey Vallenato Infantil 2008-2009, he pasado a semifinales y finales en los últimos años en diferentes categorías, por lo que este año, quería dejar el listón en alto y luchar por última vez por la corona en la categoría Aficionado”.

HE RECIBIDO LLAMADAS EXTORSIVAS

A las 7:30 de la mañana de ayer la decisión fue seguir, la tranquilidad empezaba a renovar el estado de ánimo de Jairo Gacel Moreno, al igual que en sus compañeros Breiner Gutiérrez (gacharaquero) y Camilo Sáenz (cajero), quien también se presentó con una caja prestada, la cual puso a sonar al ritmo de esperanza y fe para alcanzar el título que tanto anhelan.

A la par de esta incertidumbre, Cotes estaba siendo asediado por las personas criminales y sin conciencia, que una conocida la novedad empezaron a hacer llamadas extorsivas y falsas con la idea de exigir recompensa y devolver los instrumentos.

Pero el acordeonero no dudó en buscar apoyo de la Policía Nacional, y con el acompañamiento del Gaula, se le hizo seguimiento a una de las más de 20 llamadas recibidas. “Concretamos en encuentro con los presuntos delincuentes, pero éstos nunca llegaron, al hacer rastreo a la llamada se determinó que provenía de un centro carcelario”.

En las llamadas le solicitan altas sumas de dinero a cambio de la entrega de los instrumentos robados, incluso exigen que se les consigne antes, pero no hay garantías de nada. “Sigo confiando en el trabajo de las autoridades y mantengo las esperanzas de recuperar los acordeones y la caja. Es muy lamentable que estas cosas sucedan en el marco del Festival Vallenato”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *