jueves, mayo 30, 2024
Política

Ministro Prada confirmó que no habrá diálogos de paz con el clan del Golfo

Mientras el presidente de la República, Gustavo Petro, anuncia el segundo proceso de paz con las disidencias de las Farc –luego de que la Fiscalía General de la Nación suspendiera las órdenes de captura en contra de 19 altos mandos de esta guerrilla– el ministro del Interior, Alfonso Prada, ratificó que tal y como había sugerido el Jefe de Estado, con los ataques en Tarazá, el Clan del Golfo no solo rompió el cese bilateral al fuego, sino también demostró no tener voluntad de paz como para entablar una Mesa de diálogos.

“Afectar el agua potable de una ciudad es poner en riesgo la vida de niños y niñas, de todo ser humano. El clan del golfo con su hostilidad contra la población ha roto el cese al fuego”, reprochó el mandatario en un primer momento.

Y, poco después, añadió: “El Clan del Golfo no fue capaz de dar el paso hacia un sometimiento colectivo a la Justicia que se estaba preparando jurídicamente, parece privilegiar más sus negocios y mantenerse en esos negocios y obviamente por ahí no hay una posibilidad de negociación”.

Pues bien, en una entrevista concedida a Blu Radio, el jefe de la cartera del interior fue enfático al condenar las acciones de la organización criminal los últimos 13 días en la subregión del Bajo Cauca (Antioquia) y reveló cuáles son las consecuencias de su accionar criminal:

“Yo ratifico lo que ha dicho el presidente: quien aspire a vincularse en un proceso o diálogo tiene que, no solamente escribirlo, decirlo y nombrar abogados, sino mostrar gestos de paz, como voluntad de acogerse a la justicia”.

De acuerdo con las declaraciones del ministro, tanto los altos mandos e integrantes del Clan del Golfo, como los de otras organizaciones delictivas que quieran entrar en la política de paz total del presidente Petro deben entender las hostilidades cierran la posibilidad de un acercamiento con el Gobierno.

“La ley de acogimiento, que establece las condiciones en que se daría ese proceso” con los grupos interesados, será radicada el miércoles, 15 de marzo, tras una última revisión, en caso de que todo se desarrolle como estaba previsto.

Hasta el fin de semana (11 y 12 de marzo), más de 250 mil personas en 16 municipios permanecían confinadas en sus casas por cuenta de la violencia, los toques de queda y los múltiples bloqueos en calles y carreteras. Enfrentando, además, el desabastecimiento de medicamentos, oxígeno y alimento, pero, de acuerdo con las declaraciones del director de la Policía, el general Henry Sanabria, las fuerzas armadas retomaron el control de las vías “desde las 8:00 p.m. (13/03/2023), una caravana en el municipio de Yarumal hasta Montería llegó a las 3:00 a.m. sin ningún contratiempo”.

Por lo que, después de casi dos semanas de violencia y caos “el parte recibido hoy es que hay una gran tranquilidad”, a pesar de que el gremio minero abandonara las conversaciones por falta de garantías. Sin embargo, el ministro insistió en que, desde el Gobierno, ya están “listos para reinstalar las mesas técnicas y arrancar lo que es de fondo: cómo trabajar el distrito minero”.

Puesto que “hay mucho interés en las propuestas del Gobierno y (los) ministerios están listos para trabajar en el desarrollo de la región”.

Lo anterior, debido a que, una de las exigencias de quienes fueron a paro en un principio era la formalización y el debido reconocimiento de la minería ancestral, lo que, dicho con otras palabras, supondría la creación de distritos mineros y un plan piloto, en el Bajo Cauca y el sur de Córdoba, para que sean declaradas como zonas de “minería especial”. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *