Tras pasar más de 38 años en la cárcel en EE.UU fue declarado inocente

Maurice Hastings, de 69 años, fue puesto en libertad el pasado octubre, después de que su cadena perpetua, que cumplía desde 1988, fuera anulada gracias al esfuerzo conjunto de la Fiscalía del Condado de Los Ángeles y el Proyecto Inocencia de Los Ángeles. Sin embargo, la semana pasada, los fiscales y los abogados de Hastings volvieron al tribunal para pedir que se le declarara no culpable.

Finalmente, el juez William C. Ryan lo declaró «inocente de hecho», lo que significa que las pruebas demuestran claramente que no había cometido el crimen. Por su parte, el fiscal del distrito, George Gascón, subrayó el hombre «sobrevivió a una pesadilla», así como que la decisión judicial limpiaría su nombre y allanaría el camino para que pudiera recibir una reparación por su injusta condena.

Hastings fue acusado del secuestro, violación y homicidio de Roberta Wydermyer en la ciudad de Inglewood, California, en 1983. Se informa que había solicitado una prueba de ADN en el año 2000, pero en ese momento le denegaron la petición. En el 2021, presentó una reclamación de inocencia a la Unidad de Integridad de las Condenas de la Fiscalía y las pruebas de ADN realizadas determinaron que el semen hallado en el cadáver no era suyo, sino de otro hombre que murió en prisión en el 2020. Con RSF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *