Autoridades encontraron un cuerpo en el río Magdalena en Antioquía

Desde el lunes 16 de enero la familia de Luis Miguel Bedoya se encontraba en zozobra debido a la extraña desaparición del joven de 19 años. Tras varios días de incertidumbre las autoridades confirmaron que encontraron el cuerpo Bedoya en el río Magdalena, aguas abajo del sector La Cascajera, en Puerto Berrío, Antioquia.

Al parecer el cuerpo habría sido hallado por algunos pescadores de la zona que informaron a las autoridades lo ocurrido, allí unidades del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) se trasladaron para identificar el cuerpo que ya estaba entrando en estado de descomposición.

En las labores adelantadas por la Policía del Magdalena Medio y los forenses se indicó que el cuerpo de Bedoya tenía varios orificios en su humanidad, por lo que posiblemente habría sido impactado con arma de fuego.

La familia ya no está consternada por la desaparición sino debido la muerte de su joven integrante, por lo que piden a las autoridades esclarecer su homicidio.

Según lo informado en el reporte policial el joven habría desaparecido aparentemente cuando estaba tras el rastro de drogas. “De acuerdo a información suministrada por el padre de la víctima, ese día (16 de enero) antes de la medianoche, se encontraba al parecer por el sector del barrio La Paz en busca de estupefacientes y sujetos al notar la presencia de este ciudadano le causan las heridas y arrojado al río Magdalena”, se aprecia en el informe.

Las investigaciones policiales se están llevando a cabo para lograr identificar la verdadera causa y responsable del asesinato de Luis Miguel Bedoya.
Ofensivas judiciales en Antioquia

Las autoridades confirmaron un nuevo golpe para el crimen organizado, en esta ocasión se trata de un integrante de una estructura paramilitar que servía como sicario en la región del Bajo Cauca antioqueño. El identificado como José Soto Suárez o más conocido en el mundo del hampa como Richard, quien sería presuntamente integrante del grupo armado Clan del Golfo fue presentado por la Fiscalía General de la Nación ante un juez de control de garantías quien impuso medida de aseguramiento de detención preventiva en establecimiento carcelario en su contra.

La razón del juez fue que aparentemente Soto Suárez o alias Richard, habría estado involucrado en un homicidio colectivo que sucedió en el municipio de Caucasia en la zona del Bajo Cauca antioqueño. Según indicó el ente acusador el presunto sicario del Clan del Golfo habría sido el conductor de la persona encargada de atentar en contra de las víctimas.

“Los hechos materia de investigación ocurrieron la tarde del 30 de marzo de 2022. De acuerdo con el material de prueba, alias Richard conducía la motocicleta desde la cual les dispararon indiscriminadamente a tres jóvenes que estaban en vía pública”, reveló la Fiscalía en un comunicado emitido.

De igual manera fue confirmado que alias Richard, quien ya se encontraba en prisión, habría sido un agente determinante en los homicidios selectivos de la región y las ‘encomiendas’ de dicha estructura criminal: “este hombre sería el encargado de perpetrar asesinatos selectivos y cumplir con los denominados ‘ajustes de cuentas’ en la región del Bajo Cauca antioqueño. Precisamente, por otro crimen que se le atribuye fue capturado y judicializado en julio del año pasado. Desde entonces permanece privado de la libertad”.

Es por estos motivos que a Soto Suárez un fiscal Especializado de la Seccional Antioquia le imputó los delitos de homicidio agravado; y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones. Pese a las evidencias demostradas en la investigación los cargos no fueron aceptados por Richard. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *