Detrimento patrimonial por $14 mil millones en obras de escenarios deportivos en La Jagua del Pilar

En auditorías especiales, La Contraloría General detectó 30 hallazgos fiscales por $132.025 millones de regalías en La Guajira, destacando los 14 mil millones que están detrás del proyecto de construcción y adecuación de escenarios recreativos y deportivos en la zona rural y urbana en el municipio de Jagua del Pilar.

La obra, a pesar de haber sido entregada, no se encuentra a disponibilidad del uso de la comunidad. “Se encuentra en mal estado y en condición de abandono”, dice la entidad.

Del total, 95% ($125.739 millones) fueron declarados de impacto nacional. Tal y como lo describió ese organismo, hay proyectos “con evidente falta de planeación, obras que no prestan el servicio para el cual fueron hechas, urbanizaciones de vivienda sin terminar, escenarios recreativos y deportivos que fueron entregados y se encuentran en mal estado y abandonados”.

De la millonaria cifra, se calcula que $37.000 millones corresponden a resultados de la Actuación Especial sobre el OCAD Paz. Por el otro, el mayor detrimento patrimonial detectado y declarado de impacto nacional alcanza los $15.616 millones que resultan de la implementación de un sistema de producción agrícola y pecuario para fomentar la agricultura campesina, familiar y comunitaria (ACFC) en el municipio de Dibulla.

Al listado de obras se suma la construcción del colector de redes de acueducto y obras complementarias del corregimiento El Pájaro, del Municipio de Manaure. El proyecto, que supera los $11.384 millones de pesos en costos, se encuentra suspendido. La obra tiene un avance del más del 90%, sin embargo, por un conflicto de deudas con la empresa AIRE, se ha impedido que haya energía para el funcionamiento de la obra. Se encuentra suspendido desde junio del 2022.

Los hechos declarados de impacto nacional tienen como entidades afectadas a la Gobernación de La Guajira, los municipios de Riohacha, Maicao, San Juan del Cesar, Villanueva, La Jagua del Pilar y Manaure, la Empresa de Acueducto, Alcantarillado, Aseo y Energía Eléctrica del Municipio de Uribia E.S.P. y la Red Colombiana de Instituciones de Educación Superior -EDURED-ALDESARROLLO

Le sigue a este escándalo los $10.103 millones de pesos que fueron destinados a la construcción de viviendas de interés prioritario en los municipios de Riohacha y Manaure. “Este detrimento correspondió a la ejecución de una obra que no prestó los servicios para los que fueron aprobados los recursos. De igual manera, esta obra sufre de una suspensión y tiene cerca de 700 viviendas construidas que no prestan servicio”, dice la Contraloría en su comunicado.

Así mismo, se cuestiona lo ocurrido con el proyecto “Implementación de estrategias para la gestión del riesgo y adaptación al cambio climático ante la escasez hídrica en las comunidades indígenas de La Guajira”. En lo que respecta a esto, se hizo un hallazgo fiscal de $8.420 millones. Bajo concepto de esta iniciativa, se hicieron pozos para extracción de agua, lo que no fue conveniente teniendo en cuenta que son estructuras consideradas como insostenibles ambientalmente hablando. La obra quedó inconclusa y fue abandonada por el contratista.

“Por el abandono del proyecto, el sistema de acueductos se deteriora cada día más, lo cual hace que los recursos invertidos en las actividades ejecutadas se pierdan”, argumenta el organismo.

También se habla de un detrimento de $8.050 millones en lo que intentó ser la implementación de sistemas acuapónicos generadores de seguridad alimentaria e ingreso familiar en diferentes comunidades del municipio de Albania. La obra también fue abandonada y se encuentra en mal estado. “El proyecto, en el que además se presentó la muerte de más de 1000 alevinos en estados de precaria, no cumplió con el objetivo principal y fue objeto de hurtos en diferentes puntos”, puntualiza el comunicado.

La optimización de colectores principales sanitarios del sistema de alcantarillado en los barrios Cooperativo y Olivos, en Riohacha, por el otro lado, generó un hallazgo fiscal de $5.688 millones; mientras que la construcción de la planta de tratamiento de agua potable en el corregimiento de Buenos Aires, en el Municipio de Uribia, dejó a su paso costos de $3.799 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *