Colombia se une a los gobiernos del mundo para apostarle a la reducción de plástico

Colombia se une al programa anunciado hacia finales del 2022 en el que de la mano del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), Plastic Free Foundation y WWF proyectan la creación de un plan que una a los gobiernos para trabajar de manera conjunta contra uno de los agentes contaminantes más importantes del mundo: el plástico.

De acuerdo con la consultora internacional Ipsos, Colombia es uno de los países de Latinoamérica que está a favor de la causa con cerca de un 78 %.

El estudio se realizó a personas entre los 18 y 74 años de 34 países, donde la nación colombiana se destacó con el segundo lugar en el ranking de posición en apoyo al proyecto, después de México.
Uso de plásticos y contaminación en el territorio nacional

La contaminación producida por este material es uno de los focos más importantes en materia de medio ambiente. De hecho, la situación de Colombia es bastante grave, pues al año se consumen cerca de 1.250.000 toneladas de plástico. Esto, según información proporcionada por GreenPeace, organización ecologista en defensa del medio ambiente a través de denuncias ambientales globales y estrategias de participación.

El dato es especialmente importante si se tiene en cuenta que cerca del 74 % de los envases terminan su recorrido de uso en los rellenos sanitarios del país y las fuentes hídricas. Otras cifras obtenidas por la Universidad Nacional de Colombia señalan que al año se producen 348 millones de toneladas de plástico.

Los mares que rodean el país, así como los ríos que lo atraviesan, se han convertido en los sitios de mayor ubicación del material, profundizando la contaminación. El hecho no solo resulta en un tema de riesgo de salud humana, sino que también atenta contra la vida de miles de especies que habitan en las aguas y que, además, desarrollan un papel determinante en el ciclo, la atmósfera y procesos como la moderación del clima.

Iniciativas que desde ya le hacen frente a este problema de contaminación

Una de las medidas adoptadas frente a este hecho fue tomada por la alcaldesa Claudia López para reducir, de manera progresiva, la compra y el consumo de plásticos de un solo uso en el Distrito. Las entidades que se acogieron a la norma fueron las alcaldías locales, la Personería, la Veeduría, el Concejo de Bogotá y la Contraloría.

Los artículos que fueron considerados dentro de la medida de la Alcaldía y que resultan ser los elementos con mayor vida hasta su descomposición son los siguientes: pitillos, cubiertos, bolsas, bombas de inflar, platos, botellas, mezcladores, entre otros. Sin embargo, bajo la norma no estuvieron contemplados los plásticos utilizados en los servicios médicos y carcelarios debido a su contenido, pues su manipulación representa un riesgo para la salud humana, por lo que se debe hacer un tratamiento específico.

Además, el proyecto ha señalado que los eventos organizados por las instituciones que están dentro de la norma también deben implementar criterios de sostenibilidad que cumplan el Decreto, proceso revisado por la Secretaría de Ambiente.

También es importante recordar que, en el 2022, el Senado de la República dio vía al proyecto de ley que buscará la prohibición de los plásticos de un solo uso en el territorio nacional.

De esta manera, los 14 plásticos que no se podrán usar en el comercio, importación y distribución, son: bolsas de plástico para embalar y transportar artículos, (exceptuando los productos de origen animal), empaques, platos, envases, tenedores, cuchillos, cucharas, bandejas, recipientes para el almacenamiento de alimentos, serpentinas, infladores, manteles, pitillos y vasos.

La iniciativa también plantea la promoción de la economía circular a través de condiciones para el reciclaje del material, de manera que sea posible obtener artículos que se puedan seguir aprovechando en el país. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *