ONG denuncia muerte de siete menores de edad en medio de las protestas en Perú

La organización internacional ‘Save the Children’ denunció este martes que de los más de 40 muertos que se han registrado en el marco de las protestas en el Perú, hay siete menores de edad. Además señaló que los hechos de violencia durante las protestas «amenazan y afectan seriamente» la integridad física, la libertad y la salud mental de los menores.

«Save the Children» exhortó al poder Ejecutivo, al Congreso y a la sociedad civil de Perú en general a «proteger a la niñez», que actualmente se «encuentra expuesta a peligros inadmisibles», en medio de las protestas antigubernamentales que se registran en ese país suramericano y la brutal represión.

«Como organización humanitaria internacional, en el contexto de las protestas que se producen en Perú, Save the Children observa con extrema preocupación los daños sufridos por niños, niñas y adolescentes, además de los múltiples riesgos que amenazan hoy su integridad», dice a través de su cuenta en Twitter.

En su documento, ‘Save the Children’ hace referencia a que la situación se agrava «por la falta de corredores humanitarios».

La Defensoría del Pueblo informó que el lunes un bebé de 35 semanas murió por «hechos vinculados al bloqueo de vías» en el distrito de Chucuito, en el departamento de Puno. El menor iba en una ambulancia que lo trasladaba al hospital regional.

«Nos sumamos al pedido de la Cruz Roja para que se respete el paso de ambulancias en las zonas de protestas. Hacemos un llamado para que se establezcan corredores humanitarios que permitan el acceso oportuno a medicinas, atención en salud y otros servicios elementales», dice ‘Save the Children’.

Finalmente, la organización llama a todas las partes a priorizar el diálogo y buscar soluciones pacíficas al conflicto.

Las protestas en Perú se reanudaron el pasado miércoles 4 de enero, luego de una tregua por las festividades de Navidad y Año Nuevo. Los descontentos exigen la renuncia de la mandataria Dina Boluarte, el cierre del Congreso, el adelanto de elecciones para este año, la liberación del depuesto presidente Pedro Castillo y la convocatoria de una asamblea constituyente.

El lunes se vivió la jornada más sangrienta, con 17 muertos. La masacre se registró en las inmediaciones del aeropuerto de Juliaca, también en Puno.

Con ello, según el conteo de la Defensoría del Pueblo, aumentó a 46 el número de muertos en el marco de las manifestaciones, 39 de ellas en «enfrentamientos» y las siete restantes «por accidente de tránsito y hechos vinculados al bloqueo». (Información RT).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *