Régimen talibán prohíbe a las mujeres la educación universitaria

Las autoridades talibanes prohibieron a nivel estatal el acceso a la educación universitaria para las mujeres por tiempo indeterminado. Las mujeres son cada vez más relegadas de la vida pública en Afganistán.

Aún en octubre de 2022 estudiantes afganas esperaban entrar a presentar exámenes de admisión a la Universidad de Kabul

«Se recomienda que implementen la orden de suspender la educación de las mujeres hasta nuevo aviso», indica una carta firmada por el ministro de Enseñanza Superior, Neda Mohammad Nadeem, enviada a todas las universidades públicas y privadas.

Desde el año pasado, las universidades se han visto obligadas a aplicar nuevas normas, incluida la segregación por sexo en aulas y entradas a los centros. Las estudiantes, además, ya solo podían tener como profesores a mujeres u hombres mayores. Por ende, a la mayoría de las adolescentes de todo el país se les ha prohibido el acceso a la educación secundaria, lo que ha limitado seriamente sus posibilidades de acceder a la universidad.

A su vuelta al poder en agosto de 2021, el grupo fundamentalista prometió mostrarse más flexible, pero en este año han evidenciado que prevalece la interpretación ultra-rigorista del islam de su primera etapa (1996-2001).

Las mujeres están siendo progresivamente apartadas de la vida pública. Las funcionarias también han sido excluidas de la mayor parte de empleos públicos o pagadas una miseria por quedarse en casa.

Las mujeres no tienen derecho a viajar sin estar acompañadas de un familiar masculino y deben cubrirse con un burqa o un hiyab cuando salen de casa. En noviembre, los talibanes también les prohibieron el acceso a parques, jardines, salas de deporte y baños públicos.

Las nuevas restricciones extendidas a la educación de las mujeres en Afganistán son trágicas», denunció el exministro de Finanzas del antiguo gobierno afgano, Omar Zakhilwal. «Esta prohibición no tiene ningún fundamento religioso, cultural o logístico. Se trata no solamente de una grave violación de los derechos de las mujeres a la educación, ¡sino también de una profunda anomalía para nuestro país!», escribió en Twitter.

La medida adoptada por los talibanes provocó airadas reacciones en la comunidad internacional.

La Casa Blanca condenó como «inaceptable» la decisión de los talibán de vetar la admisión de las mujeres afganas en las universidades públicas y privadas de todo el país.

«Esta deplorable decisión es el último esfuerzo de los dirigentes talibán para imponer restricciones adicionales a las mujeres y niñas de Afganistán e impedirles ejercer sus derechos humanos y libertades fundamentales», ha sentenciado en una declaración la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Adrienne Watson.

«Como resultado de esta postura inaceptable de retener a la mitad de la población de Afganistán, los talibán se distanciarán aún más de la comunidad internacional y se les negará la legitimidad que desean», afirmó Watson.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) también condenó este martes el veto talibán, indicando que se trata de una medida perjudicial para el país asiático.

«Esto es perjudicial para las mujeres, pero también para Afganistán en general», aseguró la Representante Especial para Afganistán y Jefa de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA), Roza Otunbayeva.

«Desde que los talibán prohibieron la educación secundaria de las niñas en marzo de este año, el Consejo ha condenado unánimemente esta decisión. Muchas jóvenes perdieron todo el año académico y ahora se ha tomado otra dura decisión de prohibir la educación universitaria», puntualizó Otunbayeva.

Numerosas organizaciones internacionales también se pronunciaron tras el anuncio. Entre ellas, la ONG Human Rights Watch (HRW), la cjual calificó esta decisión de «vergonzosa».

«Los talibán dejan claro todos los días que no respetan los derechos fundamentales de los afganos, especialmente de las mujeres», advirtiió.

A su turno, la ONG Amnistía Internacional (AI) pidió a las autoridades afganas que reviertan «de inmediato» este mandato y ha instado a Kabul a «dejar de promover su agenda discriminatoria contra las mujeres y las niñas». (Información DW).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *