“Estamos en el preámbulo de la gloria que Jesús”: Maestro Alfredo Gutiérrez

El mundo vallenato detuvo su agite natural, para entregarle una ‘lluvia’ de aplausos al maestro Alfredo Gutiérrez, el único rebelde que en Colombia ha conquistado a punta de notas de acordeón su causa: engrandecer al folclor nacional.

Ocurrió este viernes en medio del homenaje que realiza el Gobierno del Cesar al tres veces rey vallenato.

Fue el mismo Alfredo Gutiérrez quien se encargó de correr el velo para, en la Sala de Exposición de la Biblioteca Departamental, mostrarle al mundo la figura en cera que el Gobierno Lo Hacemos Mejor construyó para homenajearlo, la misma que será exhibida en el Hall de la Fama del Centro Cultural y de Convenciones de la Música Vallenata, CCMV. “Como diría Pablo López: uy, es que estoy bonito”, dijo él y ‘encendió’ de nuevo los aplausos y las carcajadas de quienes fueron testigos del momento.

Hasta la saciedad, el intérprete de obras como ‘Anhelos’, ‘Los ojos indios’, ‘Los novios’ y ‘Festival en Guararé’, entre otros clásicos del vallenato, ha dicho que por sus venas no corre sangre, sino música, por eso le resulta tan glorificante este homenaje.

“Seré a partir de hoy muy feliz. Estamos en el preámbulo de la gloria que Jesús nos promete a los que somos merecedores de la vida eterna. De aquí en adelante voy a disfrutar de la felicidad que me proporciona este detalle de la Gobernación del Cesar y el pueblo, que es la voz de Dios”, dijo el maestro Alfredo Gutiérrez.

El homenaje tuvo otro momento, un conversatorio, que contó con público de todos los sectores, incluyendo a compositores como Gustavo Gutiérrez y Rosendo Romero, y panelistas como Jaime Pérez Parody y Julio Oñate Martínez.

“Todos los grupos copiaban la estructura musical de Alfredo Gutiérrez, fue la primera persona que contrató a dos coristas y se convirtió en el número uno”, atinó a decir Pérez, mientras que Oñate agregó que “Alfredo Gutiérrez ha reafirmado la fe en nuestra cultura musical, ha hecho que hoy en día la palabra vallenato sea sinónimo de admiración, cariño, reconocimiento y no solo en el mundo hispano, sino más allá”.

Este momento cerró con la condecoración del gobernador Andrés Meza al maestro Alfredo Gutiérrez con la Medalla Cacique Upar en orden Caballero, otorgada por la Gobernación del Cesar como su máxima distinción a persona alguna.

Sobre las 6:00 de la tarde de ayer, el homenaje continuó con una revista musical en la Plaza Alfonso López, que incluyó las voces de varios cantantes del folclor y el cierre con la presentación del Churo Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *