El salario mínimo debería subir un 20% en Colombia, propuso Gustavo Bolívar

El senador del Pacto Histórico, Gustavo Bolívar, lanzó una propuesta para la mesa de discusión del aumento del salario mínimo que debe acordar en los próximos días la cifra que recibirán los trabajadores durante el próximo año. Con su cálculo, la asignación mínima para 2023 debería quedar en $1′200.000.

Ya varios sectores que participan de la discusión han revelado estimaciones para la cifra de aumento que llevarán a la mesa de concertación laboral. Tendrán que discutir durante esta semana y llegar a un acuerdo antes del 15 de diciembre, fecha límite que establece la ley.

La propuesta del senador Bolívar está relacionada con la petición de las centrales obreras que consideran que el aumento debería estar por encima de la cifra de la inflación. El DANE entregó el resultado de que el IPC se fijó en 12,53 para el año, la cifra que faltaba en la discusión. El sector que más se ha encarecido es el de alimentos y bebidas no alcohólicas.

En esa cifra se basó el senador del Pacto Histórico, antes de conocer el dato entregado por el DANE, pero sobre la tendencia del incremento para los productos de la canasta básica, por lo que propuso a los empresarios hacer un esfuerzo para aumentar las finanzas de los hogares.

“Siendo justos, analizando la inflación anual de alimentos (27%) que castiga un 31,18% el salario mínimo de un hogar humilde, los empresarios deberíamos hacer un esfuerzo y aceptar un alza del 20% en el Salario Mínimo. Quedaría en $1.200.000 Con esto no vive nadie pero alivia”, escribió el congresista.

Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, señaló que hay evidencia de que aumentar el salario mínimo por encima de la inflación no genera desempleo. Esa será propuesta para la mesa de concertación, atendiendo a la voluntad política del Gobierno y de los empresarios, con una tasa sustancialmente por encima del IPC y la productividad.

El primer acuerdo de la mesa de discusión del salario mínimo fue la cifra de productividad que se definió en 1,24 % para el 2022. Este dato se tiene en cuenta en la cifra de incremento de la asignación como el aporte de los trabajadores a la economía, sumado al de inflación que representa el aumento del costo en la vida de los trabajadores.

Bajo ese cálculo, los gremios empresariales plantean una cifra inferior a la de las centrales obreras. Rosmey Quintero, presidente de Acopi, señaló a Portafolio que la cifra de aumento rondaría el 14 % (productividad más inflación) que permitiría recuperar el poder adquisitivo perdido.

“Llegamos a la mesa de concertación salarial con el ánimo de buscar acuerdos y soluciones que permitan a las tres partes lograr el complejo equilibrio entre la inflación que tanto afecta a las familias colombianas y el cuidado del empleo y la formalización”, señaló Bruce Mac Master, presidente de la Andi.

Es decir que la puja entre ambas partes está en los 6 puntos porcentuales que diferencian ambas propuestas y que fijan el salario mínimo para el próximo año entre $1′150.000 aproximadamente y $1′200.000, para los casi 3,4 millones de personas que, según cifras del DANE y del Ministerio del Trabajo, reciben un equivalente a un salario mínimo en el país.

“Nueva base para negociación del salario mínimo = 12,53 inflación +1,2 productividad = 13,7. El incremento estará entre 14 y 15%”, auguró el exministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, tras conocer la cifra del ICP y previo a la tercera reunión de la mesa de concertación.

A esta discusión se suma el aumento del subsidio de transporte que se encuentra en $117.172 pesos actualmente que también depende del IPC, teniendo en cuenta que el transporte fue el segundo sector que más afectó la variación de la inflación en el último año. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *