llama a rendir versión a soldado condenado por el asesinato de un indígena awá

Para el próximo miércoles 21 de diciembre fue citado por la Sala de Definición de la Jurisdicción Especial para la Paz —JEP— el militar retirado del Ejército Jaimir Toledo Álvarez, condenado en 2005 por el asesinato del líder indígena awá Germán Guanga.

El exsoldado, que hacía parte del Batallón Contraguerrillas 48 en 2005 (año en que cometió el crimen), había sido acusado por el delito de homicidio culposo por parte de la Fiscalía General de la Nación. Esto, por hechos ocurridos el 15 de junio de ese año, cuando en medio del desarrollo de operaciones militares en la vereda Pueblo Viejo del municipio Ricaurte en Nariño, sobre las 5:20 de la mañana, el uniformado mató con su fusil de dotación a Guanga Nastacuas, “quien de manera casual transitaba por el sector donde se movilizaba la tropa”, según la investigación de la Fiscalía.

El soldado profesional fue condenado a 28 meses de prisión y tuvo que pagar una multa de 20 salarios mínimos de ese año, y si bien el tiempo de condena ya transcurrió, la Sala de Reconocimiento del tribunal de paz lo llamó para reabrir este caso que podría tener más culpables.

En ese sentido, la sección de la JEP determinó en su pronunciamiento que considera necesario realizar una diligencia “de versión voluntaria a Toledo Álvarez con el propósito de indagar sobre las circunstancias de este crimen, la participación de otras personas en el mismo y otros detalles que contribuyan al esclarecimiento de verdad”. Además, precisó que la audiencia podrá realizarse de manera virtual.

En el comunicado, también fue llamado el capitán Winston Cock para que rinda versión voluntaria (de manera presencial en las instalaciones de la JEP) por su ejercicio como mando del Batallón contraguerrilla 37 cuando estuvo integrado al Grupo Mecanizado Cabal.

Concretamente, la jurisdicción quiere ahondar en los vínculos que tuvo esa unidad militar con grupos paramilitares, tal y como lo han afirmado otros mandos en diversas instancias y ante la misma JEP. De hecho, uno de los señalados por tales nexos fue el también capitán Juan Carlos Dueñas, a quien este tribunal le concedió el beneficio de libertad condicional a cambio de la medida de aseguramiento privativa de la libertad. Esto por sus aportes tempranos a la verdad.

Además, el comunicado de la JEP conocido este lunes 28 detalla que tanto Dueñas como José David Vásquez Acevedo y de Luis Alberto Cuéllar Rojas, fueron oficiales que reconocieron “en dichas diligencias las relaciones existentes entre el Ejército Nacional de Colombia y el Bloque Libertadores del Sur” de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Para el tribunal transicional, el capitán Cock habría tenido relaciones de trabajo y cooperación con Dueñas y el coronel Vásquez, motivo por el cual debería acudir al llamamiento realizado para que entregue su versión de dichos señalamientos. Incluso, su nombre aparece en un expediente al estar ligado con dos ataques contra la población civil en los municipios priorizados en el macrocaso 02 (Tumaco, Barbacoas y Ricaurte, Nariño).

“Por estos hechos, la SubSala C de la Sala de Reconocimiento considera necesario escuchar en diligencia de versión voluntaria a Cock Zapata”, indica el pronunciamiento. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *