Asesinan a un patrullero y otra uniformada resultó herida en un atentado en Quibdó

Un nuevo homicidio de un policía en Colombia ocurrió en la madrugada del domingo en Quibdó (Chocó) cuando realizaban labores de vigilancia en la capital del departamento.

Según informaron en RTVC Noticias, la víctima mortal fue el patrullero Juan Camilo Toro Murillo quien fue herido con arma de fuego, junto con su compañera de labores cuando se movilizaban en un automotor en un recorrido de vigilancia exactamente por el barrio Huapango, en el norte de la capital chocoana.

“Todas nuestras capacidades operativas se encuentran trabajando para el esclarecimiento de estos hechos; resignación para los familiares del patrullero y pronta recuperación para nuestra compañera Jeraldine”, señaló en ese informativo de la televisión pública, el coronel Diego Mauricio Córdoba Rojas, comandante (e) de Policía en ese departamento.

Entre tanto, en el periódico regional El Colombiano indicaron que tras el homicidio del uniformado de 27 años, los uniformados en varias ciudades del país le rindieron un homenaje.

Incluso, el propio director de la Policía Nacional, el general Henry Armando Sanabria, expresó sus condolencias a través de su cuenta oficial de Twitter.

“Ruego a Dios, Señor de los Ejércitos, que alivie la angustia de la aflicción de su familia y quede para ella el recuerdo de quien alcanzó el más sublime sacrificio en cumplimiento del deber. Dios se apiade del alma del PT. Juan Camilo Toro Murillo. #NosDerribanPeroNoNosDestruyen (sic)”, trinó.

El alto oficial, además, le deseo a la otra uniformada afectada que lograra superar prontamente las heridas que sufrió en medio del atentado.

“El cumplimiento del deber que entraña el sacrifico, ante el FÍAT dado por cada policía, será recompensado por la tranquilidad de quien se beneficia de su acción. Honor y gloria a la patrullera Jeraldine Amaya Anaya, pronta recuperación le deseamos”, agregó.

Este caso se reporta dos semanas después de que asesinaran a otro uniformado, en circunstancias similares, en el municipio de Roldanillo (Valle del Cauca).

La víctima fue identificada como el intendente Fernando Rodríguez quien realizaba una requisa a dos hombres que se movilizaban en motocicletas, quienes abrieron fuego una vez fueron requeridos para las labores de registro y control que realizaba el fallecido con sus compañeros de la Policía hacia la 1:10 de la tarde del sábado 10 de septiembre.

En el periódico regional El País consultaron con el subcomandante de esa institución en el Valle del Cauca, el coronel Wilson Román Silva, quien confirmó el asesinato del suboficial.

“En zona rural del municipio de Roldanillo, unidades del modelo nacional de vigilancia observan dos motocicletas y unos hombres sospechosos que se encontraban a un costado de la vía. Cuando (…) procedieron a realizar un registro a personas y verificación de antecedentes, (los señalados) accionan un arma de fuego ocasionando la muerte al subintendente”, informó.

No obstante, los uniformados respondieron al ataque lo que provocó un intercambio de disparos en el que fue abatido uno de los señalados criminales a quien le hallaron un arma de fuego.

“En la reacción de los Policías también perdió la vida uno de los presuntos agresores quien al parecer portaba un (…) revólver. La Fiscalía General de la Nación ya se encuentra adelantando las diligencias judiciales e investigación correspondiente para precisar las circunstancias en que se presentaron estos hechos”, agregó el oficial. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *