Putin dijo que el asesinato de Daria Dugina “fue un crimen vil y cruel”

El presidente ruso Vladimir Putin denunció este lunes un “crimen despreciable” tras la muerte de la hija de un ideólogo que apoya la ofensiva en Ucrania, en la explosión de su vehículo cerca de Moscú, de lo que las autoridades rusas acusan a Ucrania.

“Un crimen despreciable, cruel, puso fin prematuro a la vida de Daria Duguina, una persona brillante y talentosa dotada de un corazón verdaderamente ruso”, declaró Putin en un mensaje de condolencias publicada por el Kremlin y expresado a los allegados de Daria Dugina, fallecida el sábado.

El mandatario añadió que la periodista y analista política “demostró con sus actos lo que significa ser un patriota de Rusia”.

Más temprano, el Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia acusó a los servicios secretos de Ucrania de perpetrar el atentado que mató a Dugina, hija del líder del movimiento neoeuroasianista, Alexander Dugin, considerado próximo al Kremlin.

Según la nota, el atentado fue llevado a cabo por una ciudadana ucraniana, identificada como Natalia Vovk, de 43 años. El FSB (ex KGB) afirma que Vovk llegó a Rusia el 23 de julio junto con su hija de 12 años, Sofia, y alquiló un apartamento en el mismo edificio de viviendas, donde residía Dugina.

Después de cometer el crimen, la autora material del mismo “salió a Estonia a través de la región de Pskov”. De acuerdo con los servicios de seguridad rusos, Vovk llegó al país en un coche con la matrícula de la autoproclamada república popular de Donetsk, se movió por Moscú con matrícula kazaja y salió de Rusia, usando una matrícula ucraniana.

Sin embargo, las autoridades no compartieron ninguna imagen de la mujer o del vehículo al que le habrían hecho seguimiento.

“El día del asesinato Vovk y Sofia se encontraban en el festival literario-musical ‘Tradición’ al que Dúguina acudió en calidad de invitada de honor”, señalan.

Dugina murió el pasado sábado al estallar una bomba en la parte inferior de su vehículo cuando circulaba por una carretera en las afueras de Moscú procedente de un festival donde había estado con su padre. La Presidencia de Ucrania negó previamente cualquier relación con el ataque.

(Con información de AFP y EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *