domingo, mayo 26, 2024
General

Con capacitación a los campesinos buscan erradicar el caracol africano en el municipio de La Paz

Jornadas de sensibilización sobre el manejo y el control del caracol africano en el departamento del Cesar, fueron desarrolladas en San José de Oriente, corregimiento del municipio de La Paz, por parte de profesionales de las Secretarías de Agricultura, Ambiente y Salud del gobierno departamental.

Se enseñó a los campesinos y comunidad en general, a identificar a los caracoles africanos, las formas de abordarlos y los procedimientos para su erradicación. Así mismo, les recordaron la importancia de eliminar las acumulaciones de basuras, escombros, restos de madera o cualquier elemento que pueda ser usado como refugio por el caracol.

“Cuando los encontremos debemos recogerlos, usando guantes. Los echamos en una bolsa, les esparcimos sal o cal y luego los enterramos. Esa es la recomendación que nos han dado, especialmente ahora en tiempo de invierno que abundan”, explicó el campesino Adinael Ardila Ramírez.

Los caracoles corresponden a una especie nativa del continente africano, introducida en varios países del mundo, por lo que en Colombia es exótica e invasora. Se alimentan de residuos de alimentos, cosechas, hojas en descomposición y de heces.

En San José de Oriente su presencia está reportada en los cultivos de maracuyá, plátano, maíz, cacao, ají y cilantro, situación que pone en riesgo la productividad y la salud de los campesinos, debido a que pueden sufrir alergias.

Desde la Gobernación del Cesar, continuará con las jornadas de capacitación, socialización y sensibilización en otras poblaciones del departamento.

A finales del mes de abril de este año, fue la última alerta que las comunidades emitieron en San José de Oriente, ya que con la llegada de las lluvias el caracol nuevamente salió hacia los cultivos frutales y hasta las residencias de los campesinos.

“La presencia del animal es abundante, están en el suelo, en los palos, paredes de las casas y hasta en los patios, generando temor entre la comunidad que revive la pesadilla del año pasado, cuando se perdieron siembras y generaron enfermedades entre los habitantes”, manifestó Robinson Arroyo, campesino afectado.

El problema ha estado presente en el corregimiento desde el año 2017, cuando el caracol invadió el sector conocido como La Carreterita y el barrio La Mochila, pero ahora se ha duplicado en todo el corregimiento desde octubre del año pasado, emergencia que fue atendida y se logró el control de la invasión.

Ricardo Bayona, campesino de San José de Oriente, afirma que tienen un cultivo de maracuyá y el caracol africano los está perjudicando grandemente, tienen el área invadida y prácticamente de manera descontrolada. “Los animales además de atacar el cultivo, están entrando a las viviendas, incluso los niños hasta juegan con ellos en el patio, lo que representa un peligro porque la baba que desprenden causan graves daños al ser humano”.

SOBRE EL CARACOL AFRICANO

Los caracoles africanos tienen la capacidad de disminuir sus funciones orgánicas al mínimo por ciento en época difíciles como el verano, pero al llegar las lluvias se proliferan nuevamente, siendo su ciclo reproductivo muy activo, ya que cada caracol puede poner entre 40 y 400 huevos, logrando reproducirse entre 3 y 4 veces durante un ciclo de precipitaciones, explicó Marino Zuleta, veterinario de Corpocesar.

Reiteró que afectan cultivos, comen madera, son omnívoros, por lo tanto tienen muchas bacterias en sus partes carnosas. Si los agarran sin la debida protección, la baba que producen cuando tiene contacto en la piel, generan enfermedades en los seres humanos como dermatitis, conjuntivitis y afecciones gastrointestinales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *