25 de julio , 2024
Política

El presidente Petro anunció que habrá cambios en las relaciones con EE.UU.

El presidente Gustavo Petro aseguró que habrá un cambio en las relaciones entre Colombia y Estados Unidos, y señaló que la agenda bilateral ya no girará en torno a la lucha contra el narcotráfico.

Durante la posesión de Daniel García Peña como nuevo embajador en Washington, celebrada en la Casa de Nariño, Petro delineó las nuevas prioridades diplomáticas de su Gobierno.

La nueva orientación busca priorizar la defensa de la vida y el medio ambiente. Según Petro, la propuesta de “deuda por acción climática” será un eje central en la relación con Estados Unidos, un enfoque que delegó a García Peña desde su puesto en Washington.

“Nuestra agenda no es el narcotráfico; la cocaína se está descolombianizando y la sociedad norteamericana está cayendo en el fentanilo, que es la droga de la muerte”, destacó el mandatario. “Esa ya no es la agenda, va en vías de superación, la agenda es la vida y si queremos mantener la vida en toda su diversidad entre Alaska y la Patagonia, el instrumento es tener la capacidad financiera para reemplazar las tecnologías de la muerte por tecnologías de la vida”, añadió.

El evento, además de la posesión de García Peña, incluyó la designación de Sebastián Guanumen como embajador en Chile y la posesión de Jorge Rojas como nuevo vicecanciller. Petro destacó que el Ministerio de Relaciones Exteriores debe convertirse en “la casa de los colombianos en el exterior” y no mantener una “visión feudal de gobelinos”.

La celebración de la COP16 en Cali también fue un tema de énfasis durante el discurso de Petro. El presidente subrayó la importancia de que esta cumbre climática concluya con una declaración potente sobre la lucha contra el cambio climático. “Cambiar la deuda por la acción climática. Biden dijo que le gustaba la idea pero no ha procedido y ese es el tema que tiene que discutirse en un evento que no había visto Colombia en su dimensión por la cantidad de países que vendrán aquí a la COP16″, manifestó el presidente Petro.

Petro explicó que la meta principal de la COP16 es desarrollar una declaración global que favorezca el cambio inmediato de deuda por acción climática. “El centro de la COP-16 es lograr una declaración a favor del cambio inmediato de deuda por acción climática, la posibilidad de un Plan Marshall pero en toda la tierra, en función de dejar de emitir CO2 y en función de adaptarnos a lo que ya es una crisis climática”, afirmó.

García Peña, que anteriormente fue comisionado de paz, ahora tiene la tarea de avanzar en esta nueva estrategia desde su puesto en Washington, manteniendo alineada la agenda ambiental con los esfuerzos globales contra el cambio climático. Esta nueva orientación estratégica busca un cambio de las tradicionales políticas centradas en el combate al narcotráfico, adaptándose a las nuevas realidades y prioridades internacionales.

Al respecto, Petro recalcó que el enfoque en el medio ambiente no solo buscará mitigar el impacto del cambio climático, sino también promover una mayor cooperación internacional en el desarrollo de nuevas tecnologías que respeten el medio ambiente. Esta estrategia también implicará una insistencia por parte de Colombia en formar alianzas y obtener financiamiento internacional que facilite la transición hacia un futuro sostenible.

La relación de Colombia y Estados Unidos

En septiembre del 2023. el Gobierno colombiano presentó a Estados Unidos la nueva política contra las drogas, una iniciativa basada en perseguir a grandes narcotraficantes y apoyar a campesinos. Con esta estrategia, Colombia buscaba reducir la producción de cocaína en un 40% hasta las 900 toneladas al año.

En la III Reunión del Grupo de Trabajo Antinarcóticos Colombia-Estados Unidos, que se llevó a cabo en Bogotá, se destacó la importancia de abordar el narcotráfico de manera integral. La viceministra de Asuntos Multilaterales, Elizabeth Taylor, afirmó que el objetivo es lograr “una verdadera paz total y económica” al combatir el narcotráfico y desmantelar las redes de lucro ilícito. Para entonces Colombia lideraba las hectáreas cultivadas de coca (230.000 el año pasado) y producción de cocaína (1.738 toneladas).

Con esta nueva propuesta del mandatario, se está a la espera de ver cuáles son las nuevas direcciones con respecto a qué se le va a dar prioridad. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *