25 de julio , 2024
Actualidad

Armada de Colombia lideró redada mundial contra el narcotráfico

La Armada de Colombia anunció los recientes resultados de la operación Orión, una estrategia que gira en torno a la lucha contra el narcotráfico, y que se desarrolló en cooperación con nueve organizaciones internacionales y 125 instituciones de 62 países de África, América, Asia, Europa y Oceanía, durante 45 días en el mar Caribe.

De acuerdo con la autoridad naval, el operativo dejó la incautación de 196 toneladas de cocaína,164 toneladas de marihuana, 41 toneladas de hachís, cerca de dos toneladas de base de coca y 80 mil pastillas de metanfetaminas, cuyo avalúo alcanzó una cifra superior de 18.7 billones de dólares, respectivamente.

Además, la Armada informó la retención de 402 toneladas de insumos sólidos y 440 mil galones de insumos líquidos, así como la destrucción de 302 infraestructuras ilegales utilizadas para la extracción y transformación de alcaloides, y la interceptación de 112 embarcaciones, 211 vehículos, nueve semisumergibles y cinco aeronaves.

“Estos vehículos eran empleados por 744 miembros de organizaciones criminales de diferentes nacionalidades, quienes fueron puestos a disposición de las autoridades competentes para su respectivo proceso de judicialización”, reportó la Armada en un comunicado.

De igual manera, la armada afirmó que, durante los 45 días de operaciones, las autoridades navales del mundo intercambiaron información de inteligencia y capacidades para el tráfico ilícito de sustancias psicoactivas y otras actividades ilegales asociadas al narcotráfico.

Caen semisumergibles guyanos en Colombia

Por otra parte, la Armada de Colombia aseguró que, por primera vez en la historia de la operación Orión, se logró la incautación de dos semisumergibles en Guyana en territorio nacional. Igualmente, destacaron la cooperación con Brasil y Paraguay para la incautación de 1.689 toneladas de marihuana, una cifra histórica para las autoridades navales de los tres países.

A su vez, la Armada colombiana recalcó la labor coordinada entre los 62 países del mundo, “para contrarrestar otros delitos como el contrabando, el lavado de activos, el tráfico ilícito de migrantes y armas, la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, así como la minería ilegal, debilitando una gran red criminal internacional”.

No obstante, uno de los avances que resaltó la autoridad naval de Colombia fue la consolidación de la Red Judicial Internacional Orión, una iniciativa desarrollada conjuntamente con la oficina de las Naciones Unidas contra las drogas y el delito, que no solamente busca afectar la distribución y comercialización de estupefacientes, sino también dar con el paradero de los criminales que articulan estas redes desde la clandestinidad.

“Cabe resaltar que, gracias a la consolidación de esta red, las fiscalías de Colombia, Panamá y Costa Rica lograron articular información de cuatro casos judiciales, fortaleciendo los procesos investigativos de los mismos”, informó la Armada.

Según el último informe de la ONU, en lo corrido de este año, Colombia ha disminuido la erradicación de sembradíos de coca, pasando de 20.000 a 10.000 hectáreas, respectivamente. Sin embargo, la organización mundial resalta que el país aún es el principal productor de cocaína del mundo, alcanzando un récord de 230.000 hectáreas en 2022, respectivamente.

Recientemente, el presidente Gustavo Petro ha manifestado que la estrategia del Gobierno es perseguir a los grandes capos del narcotráfico e incautar los grandes cargamentos, en lugar de los pequeños cultivadores y consumidores.

“Nuestra agenda no es el narcotráfico, la cocaína se está descolombianizando (…) hemos planteado cambiar la deuda externa por acción climática, porque si no, se extingue la humanidad. De qué sirven los dineros y los intereses en la Reserva Federal, o en el FMI, o en los fondos de capital, si no hay humanidad” dijo el presidente durante la posesión de Daniel García-Peña como nuevo embajador de Colombia en Estados Unidos.

Agregó que “la agenda es la vida y si queremos mantener la vida en toda su diversidad, entre Alaska y la Patagonia, el instrumento es tener la capacidad financiera para reemplazar las tecnologías de la muerte por las tecnologías de la vida y eso se llama cambiar deuda por acción climática”. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *