21 de julio , 2024
Nacional

Secuestraron a conductor de ambulancia acuática en el sur de Bolívar

Han pasado cinco días y todavía sigue sin resolverse el caso del secuestro de Eudaldo Contreras, conductor de una ambulancia acuática, retenido en contra su voluntad desde un embarcadero conocido como Cerro Burgos el pasado 14 de junio, cuando regresaba de llevar un paciente a Gamarra, Cesar.

Hasta la fecha, ningún grupo armado se ha responsabilizado de la autoría del hecho, lo que mantiene a sus familiares sumidos en la preocupación por la dificultad que supone encontrar el paradero de Eudaldo.

Eudaldo Contreras, de 44 años y oriundo de Puerto Wilches, Santander, ha trabajado como conductor fluvial desde su juventud y actualmente está vinculado con la E.S.E. Hospital San Antonio de Padua en Simití.

El centro médico confirmó en un comunicado: “Un miembro de nuestro equipo (…) fue objeto de retención por un grupo de hombres armados cuando venía de una remisión y a la fecha se desconoce su paradero. Como entidad rechazamos este tipo de actos”.

Javier Doria, secretario del Interior de Bolívar, informó a Caracol Radio que las unidades del Ejército Nacional, con el apoyo del Departamento de Policía Magdalena Medio, continúan los operativos en la zona.

“Ya hemos convocado con el alcalde municipal un consejo de seguridad, y todas las autoridades han activado los mecanismos de recolección de información para saber con exactitud qué fue lo que pudo haber pasado”, declaró Doria.

Según dijo su hermana, Johana Contreras, al medio El Universal, Eudaldo fue abordado por tres hombres armados mientras transitaba por la zona de Cerro de Burgos, quienes lo secuestraron sin dar explicación alguna. “Tipo 6:15 p. m. nos llamaron a decirnos que a mi hermano lo había abordado un motor canoa con tres hombres armados y se lo habían llevado”.

“Estamos clamando por su libertad. Por favor queremos saber dónde lo tienen, él es un hombre que solo se dedica a trabajar con el hospital, que no se mete con nadie, que tiene cuatro hijos, dos son menores de edad. Por favor, a quien lo tenga que le respete la vida y que le permitan regresar a su hogar”, pidió su hermana; y agregó: “Abordan a la misión médica, a los acompañantes los dejan libres pero a él se lo llevan y de ahí no hemos sabido más”.

Los grupos armados que podrían ser responsables del secuestro

De acuerdo con investigaciones de la Fundación Pares (Paz y Reconciliación), el sur de Bolívar, donde se ubica el municipio de Simití, ha sido una de las principales zonas de confrontación entre el grupo disidente de los paramilitares conocido como Clan del Golfo y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

También hay presencia de las disidencias lideradas por alias Iván Mordisco en los municipios de Simití, Cantagallo, San Pablo, Morales y Arenal. Incluso, la fundación Pares conoció que la estructura del frente 33 del autodenominado Estado Mayor Central (EMC), que opera en Catatumbo y en Norte de Santander, está proporcionando apoyo logístico y militar a los frentes 4, 24 y 37 en el sur de Bolívar.

Ramón Abril, integrante de la Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos (Credhos), calificó el secuestro de Eudaldo como una grave violación del Derecho Internacional Humanitario, ya que el conductor cumplía funciones dentro de una misión médica en el momento del rapto.

“Es una desaparición que nos duele, pero además esto reviste una suma gravedad porque en ese momento él se encontraba en el marco de una misión médica que goza de especial protección (…) Es sumamente grave porque esta persona se encontraba desarrollando esa labor”, declaró Abril al medio El Universal.

Finalmente, el vocero de la entidad también hizo un llamado a los grupos armados presentes en la región para que reconozcan su responsabilidad en estos hechos y respeten los derechos fundamentales de la población.

De hecho, desde septiembre de 2023, la Defensoría del Pueblo ha emitido varias alertas tempranas sobre el confinamiento de familias en la zona, el desplazamiento y las amenazas contra la población civil. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *