13 de julio , 2024
Salud

Asociación de Nefrología alertó por la situación de más de 3,5 millones de pacientes renales en Colombia

La Asociación Colombiana de Nefrología lanzó una advertencia frente a la situación en la que se encuentran alrededor de 3,5 millones de pacientes renales que existen en el país, debido a la incertidumbre que hay actualmente en el sistema de salud y de cara al futuro.

Expertos han mencionado que el sistema atraviesa la peor crisis financiera de los últimos 30 años. La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) valoró el déficit de toda la cadena de valor en 9,6 billones de pesos y, al parecer, la situación está lejos de mejorar, según el gremio.

En este caso, Colombia tiene cerca de 3,5 millones de personas con algún grado de daño renal; 1.5 millones de pacientes reportados a la cuenta de alto costo. Las cifras incluyen a 1.100.000 hipertensos o diabéticos con enfermedad renal crónica, 45.000 en diálisis y 8.000 trasplantados que necesitan atención permanente. Además, cabe resaltar que alrededor de 6.000 personas están esperando un trasplante riñón.

El presidente de la Asociación de Nefrología, Luis Ramón Barros, emitió un comunicado alertando al Gobierno nacional, al Congreso, a las EPS y a todos los prestadores de servicios, ya que no solo los pacientes renales son en su mayoría de alto riesgo, sino que además no pueden parar sus respectivos tratamientos.

Pese a las dificultades en los últimos meses, la asociación, que agrupa a más de 400 nefrólogos, no ha suspendido la atención a los pacientes, aunque mantienen el temor por la intervención de las EPS, el desabastecimiento de medicamentos, el retraso de pagos a los prestadores de servicios y la lentitud en algunos procesos del Invima.

La situación empieza a extenderse a otras asociaciones de médicos que esperan una pronta solución. Esto debido a que, en las condiciones actuales, el sistema se enfrentará a una desfinanciación en 2024 de 9,9 billones de pesos y al no haber corregido los faltantes históricos estimados, el total ascendería a $26,5 billones.

De acuerdo con El Tiempo, la firma Sectorial.co, el 12 de junio de 2024, recalculó el hueco financiero del sistema, pues al cierre de 2023, las EPS quedaron con recursos líquidos por $7,5 billones que deberán usar para cubrir parte del faltante de caja del 2024 por 9,9 billones. Según los datos de la firma, de no corregirse el problema, el sistema se quedaría sin recursos en septiembre de 2024.

“Por eso reiteramos que es urgente garantizar la atención y el financiamiento del sistema en este momento de incertidumbre, ya que muchos pacientes preguntan qué va a pasar con las citas, los tratamientos, los medicamentos en el entendido de que una terapia o una operación suspendida, puede costar una vida”, señaló el presidente de la Asociación Colombiana de Nefrología.

Según el medio citado, firmas independientes como Sectorial.co aseguran que el valor del hueco fiscal ascendería a los 16 billones, tras recalcular el valor con nuevos hallazgos del interventor de Nueva EPS.

El informe sobre las condiciones de dos de las más grandes EPS (Nueva EPS y Sanitas) del país que están intervenidas por la Supersalud, revelan que Nueva EPS habría ocultado o no registró facturas por 5,5 billones de deudas a las IPS que venían desde 2019.

A raíz de esta situación, los indicadores financieros de las demás entidades promotoras se han visto afectados, a tal punto que esto repercute en el llamado ‘efecto dominó’, con el que el Estado ya tiene a su cargo la salud de por lo menos 7 de cada 10 colombianos. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *