viernes, junio 14, 2024
Variedades

Científicos ‘padres’ de Ozempic son galardonados con el Premio Princesa de Asturias

Los líderes mundiales en el campo de la endocrinología, Daniel Drucker, Jeffrey Friedman, Joel Habener, Jens Juul Holst y Svetlana Mojsov han ganado el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2024, por el desarrollo del componente activo semaglutida, conocido comercialmente como Ozempic y Wegovy, utilizados para tratar la diabetes tipo 2 y la obesidad.

Sus investigaciones han establecido las bases endocrinas de la diabetes y la obesidad, y han permitido el desarrollo de nuevos fármacos eficaces para combatir ambas enfermedades, así como para mitigar patológicas asociadas, como las cardiovasculares.

Holst, investigador de la Universidad de Copenhague y uno de los mayores expertos en el campo de la diabetes, descubrió que los niveles de insulina se disparaban y los niveles de azúcar disminuían en pacientes sometidos a una cirugía intestinal y relacionó esos cambios con varias hormonas, como el glucagón, que se produce en el páncreas.

Paralelamente, los doctores Habener y Drucker, por un lado, y la bioquímica Mojsov, por otro, descubrieron desde EE.UU. nuevos tipos de hormonas intestinales relacionadas con el control de peso, la GLP-1 y GLP-2, que han servido de base para el desarrollo de los nuevos medicamentos para la obesidad.

Por su parte, Friedman, experto en genética molecular e investigador de la Universidad Rockefeller de Nueva York, ha centrado sus trabajos en los mecanismos que regulan el peso corporal y en cómo la hormona leptina ayuda a reducirlo mediante la disminución en la ingesta de alimentos y el aumento de gasto de energía.
Problemática con Ozempic

La semaglutida tiene la capacidad de imitar la hormona llamada ‘péptido similar al glucagón tipo 1’ (GLP1), que regula las áreas del que controlan el apetito y la alimentación, lo que lleva a las personas que lo consumen a perder peso, ya que se sienten satisfechas de forma más rápida.

Fue desarrollada y lanzada en 2017 por la farmacéutica danesa Novo Nordisk, pero a finales de 2022 saltó a la fama gracias a su capacidad para suprimir el apetito, por lo que famosos e ‘influencers’ de todo el mundo empezaron a recomendarlo para adelgazar, causando el desabastecimiento del medicamento a nivel mundial y la posterior restricción en algunos países de Europa a pacientes con receta médica.

El medicamento también ha sido investigado en varias ocasiones, por ocasionar problemas de salud o efectos secundarios, entre ellos alopecia, pensamientos suicidas, riesgos de aspiración y problemas estomacales. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *