martes, junio 18, 2024
Actualidad

Continúan enfrentamientos entre disidencias y uniformados en el Cauca

Durante la noche del viernes 24 de mayo se reportó la llegada de más de 25 guerrilleros de las disidencias de las Farc que se dirigieron a la subestación de Policía del corregimiento de Siberia, municipio de Caldono, Cauca, con el fin hostigar a los uniformados con el uso de armas.

De acuerdo con los reportes preliminares, los habitantes que se encontraban a esas horas de la noche en sus actividades de ocio fueron testigos de los hechos y testificaron haber quedado atrapados en medio de los rafagazos de los ilegales.

“En el resguardo indígena de Siberia se presentan enfrentamientos entre grupos armados. Alertamos a la comunidad a resguardarse en sus casas y abstenerse de salir para evitar sucesos lamentables”, fue una de las comunicaciones del Consejo Regional Indígena del Cauca, citadas por el diario El Colombiano.

Según los relatos de los habitantes, a las horas de la invasión de alzados en armas, ”la gente estaba en los bares, tiendas, cuando se vieron obligados a correr por los rafagazos contra la subestación, la cual está ubicada en medio de las viviendas”, como testificó a La FM., Ovidio Flor, residente de la población.

De hecho, según se registró en varios de los videos que se difundieron en las redes sociales, los habitantes se vieron atrapados en medio de los ataques de fuego. Por tanto, se generó una fuerte preocupación de la comunidad, en especial por fuertes ataques violentos por parte de las disidencias que han golpeado al departamento del Cauca en las últimas semanas.

Por su parte, las autoridades atribuyen este ataque al Frente Dagoberto Ramos, una estructura de las disidencias de las Farc que, al parecer, ha buscado responder a las declaraciones del presidente Gustavo Petro en contra de estas estructuras armadas.

Una de las denunciantes de los hechos, la senadora indígena Aida Quilcué, a través de sus redes sociales, destacó hechos puntuales, aparte del hostigamiento que se produjo sobre las 8 de la noche.
Hechos violentos antes del ataque

La servidora afirmó que no solo sucedió la intromisión de las disidencias en contra de los uniformados. Narró que antes del hostigamiento, fueron atacadas las comunidades indígenas cuando “parte de la comunidad de resguardo indígena Pickwe Tha fiw, se encontraba acompañando el sepelio del compañero Elver Giovany Hio, esposo de la comunera Martha Tumbo, en el sector de Guadualejo, resguardo de Togoima”.

Entonces relató que “entre las 4:30 pm y las 4:40 pm, los comuneros Etna Tumbo Montano, ex autoridad, Andrés Pontón, autoridad en Cxhab Thegu, y Yovanny Quilcue Vivas, guardia indígena, después de la siembra, retornaban al territorio, y a la salida del sector Guadualejo, vía la Plata Huila. Dos hombres y dos mujeres fuertemente armados los interceptaron en una camioneta, los obligaron a bajar de las motocicletas en las que se movilizaban apuntándoles con armas de fuego, una vez percatados que los comuneros andaban con chalecos de las guardia y bastón de autoridad, les dijeron: «Solo porque tienen el chaleco de guardia y el bastón no los matamos, pero la próxima vez no se salva»”, relató la funcionaria.

Incluso, añadió que además de las amenazas a la población civil, es casi todo el departamento del Cauca que está bajo el control de estas estructuras armadas, de manera que es pertinente que las autoridades hagan presencia en esos territorios.

“Hacemos un llamado urgente a las instituciones gubernamentales y organizaciones internacionales encargadas de proteger los Derechos Humanos, para que salvaguarden la vida de quienes habitamos en el departamento del Cauca. Debido que, este territorio se ha convertido en el epicentro de la actividad violenta de grupos armados pertenecientes a las disidencias de las FARC”, destacó en un comunicado. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *